A R T I C U L O S 

  TECNICA DE AUTOAYUDA – OCHO TOQUES BÁSICOS PARA SANAR –

 

El Jin Shin Jyutsu emplea muchos conceptos de la medicina tradicional china pero los integra en un sistema sencillo para que cada uno pueda mejorar su salud.
Tan sólo hay que abrir la mente a los beneficios de su práctica, respirar de forma relajada, dejar que las manos y los dedos permanezcan por unos minutos en contacto con los puntos del cuerpo indicados y procurar realizar los ejercicios con cierta regularidad. Su práctica continua promueve además cambios en el estilo de vida de modo que esas tensiones no vuelvan a instaurarse.

PRIMERO RESPIRAR

La respiración armoniza el cuerpo a múltiples niveles. Se colocan los brazos cruzados, las manos bajo las axilas y los pulgares por delante. Se comienza con una exhalación desde la base del cráneo, subiendo por la cabeza y bajando por el cuerpo hasta los pulgares de los pies. Se repite lo mismo pero recorriendo la parte de atrás. Deben hacerse 36 respiraciones conscientes.

DEDOS QUE CURAN
Para el Jin Shin Jyutsu cada dedo de la mano es capaz de desarrollar una infinidad de funciones, puede calmar y armonizar actitudes como la preocupación, el miedo, la ira, la tristeza y la falsa apariencia, que están en el origen de muchas enfermedades. Así se puede aliviar la preocupación en volviendo el dedo pulgar de la mano derecha o izquierda con la mano contraria (la izquierda representa el pasado y la derecha el presente); se puede combatir el miedo envolviendo el dedo índice; utilizar el dedo corazón para aplacar la ira; el dedo anular para vencer la tristeza y el meñique para evitar la actitud de pretensión. Basta con cinco minutos de práctica.

OCHO TOQUES BÁSICOS PARA SANAR

1.- ELIMINA MIEDOS

La mano izquierda sujeta el centro del arco en la planta del pie izquierdo y la derecha el dedo pequeño.

Beneficios: Conocido como el “ejercicio de la hipocondría”, con él se reducen todos los miedos, especialmente los hereditarios y congénitos. Además limpia de toxinas el organismo. Cambiando de manos y de pie, actúa como termostato del cuerpo y ayuda a abrirse y a recibir la abundancia. Contribuye a disolver las acumulaciones de grasa y tejido como quistes en el útero y en el pecho.

Tiempo: entre diez y quince minutos.

2.- ARMONIZA EL ORGANISMO.

La mano izquierda toca el hombro derecho en la parte superior del omoplato y las yemas de los dedos de la mano derecha reposan sobre la base del pulgar.

Beneficios: Ayuda al pulmón y al intestino grueso, compensa la acidez y la debilidad del cuerpo, alivia la inquietud por el pasado y el futuro, la congestión pulmonar, las palpitaciones del corazón, el pulso rápido, la tos, la flema, la irritación ocular, el sudor durante el sueño, el sangrado de la nariz, la nariz obstruida, las molestias en los senos, brazos, codos, dientes y garganta.

Tiempo: entre 10 y 15 minutos.

3.- LIBERA TENSIONES.

La mano izquierda se coloca sobre el hombro derecho en la parte superior del omoplato y la mano derecha se sitúa debajo del hueso de la nalga (isquión).

Beneficios: Permite que la energía ascienda por la espalda favoreciendo el riego sanguíneo del cerebro. Contribuye a eliminar tensión y a liberar la angustia y el cansancio.

Tiempo: entre 10 y 15 minutos.

4.- AYUDA A VENCER LA FATIGA

Mano izquierda sobre el pubis y mano derecha en el coxis, cogido firmemente pero sin presión. Otra ayuda similar es poner el dedo corazón en el centro de la mano opuesta.

Beneficios: Este ejercicio rescata del cansancio y el agotamiento profundo activándonos y poniéndonos en marcha. También desbloquea la circulación de las piernas, es efectivo contra la hipertensión arterial y los problemas de riñón y ayuda a resolver problemas personales y a recuperar la armonía.

Tiempo: entre 10 y 15 minutos.

5.- PROBLEMAS BUCALES Y DE GARGANTA
La mano izquierda sujeta la pantorrilla por la parte externa, mientras la derecha sujeta, al mismo tiempo los tobillos con la yema de los dedos.

Beneficios:

Apodado como el ejercicio “dentista”, resulta muy indicado para curar problemas de la boca y la garganta como: dolor de muelas, afecciones en las encías, amigdalitis y faringitis. También combate la bronquitis, las náuseas y las molestias en las piernas. Ante el dolor de muelas se sujeta la pierna opuesta a la pieza que duele.

Tiempo: entre 10 y 15 minutos.

6.- CONTRA EL ESTANCAMIENTO

La mano izquierda reposa sobre el hueso que sobresale en la rodilla derecha y la mano derecha debe colocarse sobre el hueso que sobresale en la rodilla izquierda.

Beneficios: Este ejercicio une el cielo con la tierra y el espíritu con el cuerpo liberando lo estancado. Ayuda a ponerse en marcha y está especialmente recomendado para quienes se paralizan ante los nuevos proyectos o que no acaban aquello que comienzan.

Tiempo: entre 10 y 15 minutos.

7.- FAVORECE LA AUTOESTIMA

Sin forzar demasiado los brazos hacia atrás, se colocan ambas manos sobre la cresta ilíaca, ubicada en la parte posterior de la espalda, encima del hueso ilion.

Beneficios: Mejora la alineación de la columna. Aporta equilibrio, favorece la autoestima y el desarrollo de la sabiduría. Asimismo contribuye a disipar emociones como el enfado, la competitividad y el resentimiento.

Tiempo: 20 minutos.

8.- DEVUELVE LA CALMA.
La mano derecha se deja reposar sobre la nuca izquierda y con la mano izquierda se sujetan ambos lados del codo.

Beneficios: Ayuda a superar el enfado y el resentimiento con los demás y descarga la mente del estrés y la tensión devolviendo el sosiego necesario para cuidar la salud física y mental. Activa al propio guía interior.

Tiempo: entre 10 y 15 minutos.

Mas info, mapas y ejercicios:
http://xochipilli.wordpress.com/2007/12/04/el-arte-de-la-felicidad-...

 

 

 

La Teoría de los Campos Morfogenéticos 

Los Campos Morfogenéticos 

Rupert Sheldrake es uno de los biólogos más controvertidos de nuestra época.
Sus teorías están revolucionando no sólo la rama científica de su campo sino que desbordan hacia otras disciplinas como la física y la psicología. Los científicos ortodoxos lo acusan de introducir la filosofía en la ciencia. 

En su libro Una Nueva Ciencia de la Vida, Sheldrake toma posiciones en la corriente organicista u holística clásica, sustentada por nombres como Von Bertalanffy y su Teoría General de Sistemas o E.S. Russell, para cuestionar de forma tajante la visión mecanicista que da por explicado cualquier comportamiento de los seres vivos mediante el estudio de sus partes constituyentes y posterior reducción de los mismos a leyes químicas y físicas. 

Sheldrake, en cambio, propone la idea de los campos morfogenéticos, los cuales ayudan a comprender como los organismos adoptan su formas y comportamientos característicos. 

"Morfo viene de la palabra griega morphe, que significa forma. Los campos morfogenéticos son campos de forma; campos, patrones o estructuras de orden. Estos campos organizan no solo los campos de organismos vivos sino también de cristales y moléculas. Cada tipo de molécula, cada proteína por ejemplo, tiene su propio campo mórfico un campo de hemoglobina, un campo de insulina, etc. De igual manera cada tipo de cristal, cada tipo de organismo, cada tipo de instinto o patrón de comportamiento tiene su campo mórfico. Estos campos son los que ordenan la naturaleza. Hay muchos tipos de campos porque hay muchos tipos de cosas y patrones en la naturaleza..." 


La gran contribución de Sheldrake ha consistido en reunir nociones vagas sobre los campos morfogenéticos (Weiss 1939) y formularlos en una teoría demostrable. Desde que escribió el libro en el que presenta la hipótesis de la Resonancia Mórfica, en 1981, se han llevado a cabo numerosos experimentos que, en principio, deberían demostrar la validez, o invalidez, de esta hipótesis. 

 

Articulo obtenido :    http://www.taringa.net/posts/info/1055662/Los-Campos-Morfogeneticos.html

 

El Asesinato del Dr. Gerson y la cura del cancer

El *** Gerson murió asesinado en 1959 antes de publicar su libro “A Cancer Therapy” (Una Terapia Para el Cáncer), resultado de 50 casos, donde demuestra claramente cómo se puede curar el cáncer cambiando la dieta. Este libro fue el resultado de 30 años de experimentación clínica.

Aunque suena inverosímil, la historia del médico Max Gerson es tan desconocida como cierta. Su método con más de 80 años de existencia ha sanado a personas diagnosticadas con enfermedades incurables que han vivido para contarlo. Todo se fundamenta en mantener una dieta sana y ser disciplinado.

Max Gerson fue un médico judío alemán nacido en 1881 que sufría de migrañas tan fuertes que lo dejaban inhabilitado por días en la cama. Cansado de no encontrar una solución, se propuso encontrar una como fuera. Consciente de que el 80% del sistema inmunológico se encuentra en el intestino, decidió como primera medida limpiarlo. Para eso eliminó todos los alimentos procesados y cargados de sal y grasa, así como también todo tipo de carne. En cambio, los reemplazo por frutas y verduras. Tal como esperaba, al poco tiempo los dolores de cabeza desaparecieron.

Lo que siguió fue utilizar su dieta contra migrañas con sus pacientes y se sorprendió cuando uno de ellos se curó completamente de una tuberculosis cutánea. Entonces decidió someter a su terapia a 460 personas aquejadas de la misma enfermedad: 456 de ellas se sanaron completamente. De ahí a que comenzara a tratar a pacientes con cáncer no pasó mucho tiempo. El primero fue una mujer con cáncer estomacal y vesicular que en algunos meses logró curarse.

La voz se esparció y el Dr. Gerson se hizo famoso por curar la tuberculosis, cientos de personas acudían a él.

Cuando estalló la segunda guerra mundial, el Dr. Gerson se mudó a los Estados Unidos y abrió un consultorio en Manhattan en donde su popularidad creció rápidamente hasta que un día a su consultorio llegó una señora desesperada y suplicándole que usara su terapia con ella que padecía cáncer. En un principio Gerson se negó, pero ante la insistencia de la mujer, rediseñó su terapia y comenzó a tratarla. Al cabo de unos meses al parecer el cáncer desapareció por completo. Y así comenzó a tratar pacientes con cáncer, teniendo éxito en la mayoría de los casos.

La terapia del Dr. Gerson no era muy complicada, al parecer consistía en cambiar lo que comemos. Se basaba en la teoría de que el cuerpo humano es capaz de hacerle frente a cualquier amenaza, en que el mismo cuerpo contiene los elementos necesarios para destruir cualquier objeto extraño como un tumor. La terapia Gerson no es solo efectiva contra el cáncer, sino también contra la diabetes, las enfermedades coronarias y casi todos los males que nos aquejan.

Cáncer

Era de esperarse que Gerson alcanzara fama y dinero. El congreso de los Estados Unidos aprobó millonarias sumas para sus investigaciones y hubo una audiencia pública en la que participaron todos los medios de comunicación, testificaron varios pacientes curados de cáncer por Gerson, la radio nacional llegó a anunciar que “La cura del cáncer había sido descubierta”.

asesinato

El Dr. Gerson fue asesinado y tiempo después sus colegas comenzaron a denigrarlo, a hablar mal de él hasta que cayó en el olvido. Era de esperarse, pues la industria farmacéutica perdería millones y millones de dólares si la terapia Gerson hubiera tenido éxito, al mundo de los negocios le conviene que haya enfermos y al mundo de las aseguradoras les conviene que haya muertos.

Hoy, la familia del Dr. Gerson tiene institutos en California, Guatemala y otros lugares en donde imparte la terapia, pero esta ya no ha sido reconocida por las instituciones gubernamentales.

La terapia Gerson

La terapia Gerson en términos simples lo que hace es recuperar la capacidad del cuerpo para autosanarse. En la actualidad, una dieta típica es rica en alimentos procesados que contienen grandes cantidades de sal y azúcar. Existe, además, un abuso de fertilizantes químicos y abundancia de frutas y verduras transgénicas que contienen el mínimo de los nutrientes necesarios para una buena salud. El tratamiento del doctor Gerson es todo lo contrario. Consiste en una desintoxicación intensiva del cuerpo por medio de una alimentación orgánica que elimina los desechos, regenera el hígado, reactiva el sistema inmunitario y reestablece tanto las defensas esenciales como los sistemas enzimáticos.

La dieta se divide en tres etapas:


Consumir 13 vasos de zumos frescos de zanahoria/manzana y verduras verdes de hoja, preparados cada hora con frutas y vegetales orgánicos y bebidos en un plazo máximo de 15 minutos después de su preparación.

de

Consumir tres comidas vegetarianas completas: con frutas orgánicas, vegetales, y cereales integrales. Una comida típica incluye ensalada, vegetales cocidos, patatas al horno, sopa de verduras y zumo

el

El régimen si bien no es complicado, debe ser estricto, pues no puede dejarse fuera ningún detalle. Todos los alimentos, por ejemplo, deben ser preparados sin sal (NOTA: sin sal refinada, pero puede tomarse sal marina no refinada) ni especies y, en el caso de los zumos, se recomienda usar una licuadora de dos etapas con un molinillo separado y una prensa hidráulica. Esto ya que las licuadoras de un sólo paso no producen la misma calidad de contenido enzimático, mineral y de micronutrientes.

Paralelo a esta alimentación, la dieta debe acompañarse de medicamentos de origen orgánico administrados en cantidades terapéuticas según el tipo de paciente. Estos pueden ser compuestos de potasio, soluciones de Lugol, vitamina B-12, hormonas tiroideas y enzimas pancreáticas. El doctor Gerson desarrolló, además, una técnica de lavados intestinales conocida también como enemas de café. De acuerdo a sus investigaciones, este grano estimula el hígado, abre los canales biliares y desecha las toxinas acumuladas junto con estimular la producción del sistema enzimático. Haciendo esto la desintoxicación del cuerpo puede considerarse total.

Es importante saber que pese a los buenos resultados de la terapia, ningún tratamiento resulta para todo el mundo, por lo que no existe garantía de que funcione todas las veces. Lo que está claro es que de hacerse debe hacerse bien: siguiendo todos los pasos metódicamente. Por eso aún cuando es posible encontrar mucha información del régimen en Internet, se recomienda empezar el tratamiento en un centro con licencia del Instituto Gerson.

Eso es lo que hizo Alan Furmanski, quien fue diagnosticado con cáncer de piel el año 2006. Luego de ser operado para tratar la enfermedad, volvieron a aparecer los tumores y ningún especialista le supo dar una respuesta que lo dejara conforme. Investigando, descubrió la terapia Gerson y de inmediato se dirigió a la clínica que dirige hoy, Charlotte, la hija del médico creador del tratamiento.

Durante dos años Alan siguió la terapia hasta que finalmente logró sanarse de la enfermedad. Hoy da charlas a quienes estén interesados en aprender más sobre este método y es autor de libros como “101 alimentos que curan” y “Zumos que sanan”.

Desde La Hamaca : " El Peso del Miedo" Por Luis Callegari Botteri

 
A lo largo de la historia dos ingredientes han sido usados por el poder para gobernar: el miedo y la ignorancia.

El ser humano es un ser lleno de miedos y temores. Culturalmente, el miedo más profundo en occidente es el miedo a la muerte, por estar asociado a lo desconocido, a lo inevitable, y que se escapa a nuestro control. Si a esto le añadimos la idea que se nos ha inoculado, de que el hombre es un pecador que será sometido a un juicio final, con la posibilidad de quemarse en el infierno eterno, el terror está asegurado, y la consiguiente manipulación, claro. De eso se trata.

Esto nos ha impedido ver, entender y aceptar con naturalidad que la muerte forma parte de la vida, y que una no se explica sin la otra, pues son caras de la misma moneda, como lo son el día y la noche, arriba y abajo, dentro y fuera, el amor y el odio. Estos dos últimos, completamente separados en nuestra cultura, como si de dos cosas diferentes se tratara, son la misma emoción. Los extremos de una misma emoción, para ser exactos.

En esta larga andadura perdimos, pues, la mirada totalizadora, o lo que en las culturas orientales se conoce como la mirada del maestro, que puede ver los dos aspectos de los fenómenos simultáneamente.

Nos llevaron entonces a la mirada parcial, de pupila dicotómica, desplegándose ante nuestros ojos el universo en blanco y negro de la humanidad.

Empezamos así, a dividir el mundo en buenos y malos, amigos y enemigos, creyentes y ateos, ricos y pobres, fieles e infieles, y más tarde en izquierdistas y derechistas, separándonos completamente del prójimo (del latín proxǐmus), creando el mundo de exclusiones que vivimos. Las ideologías y religiones institucionalizadas sabían lo que hacían, más allá de las bondades de sus discursos, poniendo en práctica el principio de divide y vencerás, que reina hasta nuestros días.

Nos hemos pasado la vida manipulados como conejillos de indias, y al servicio de un poder oculto que ha manejado y maneja con indudable maestría el miedo y la ignorancia como herramientas de sometimiento planetario.

Con estos cimientos fueron creando todo un sistema de creencias, con su sintaxis social, en el que no sólo hemos creído, sino que hemos reforzado con ahínco, defendiéndolo, matando por él, imponiéndolo, creyéndonos superiores al resto, sintiéndonos dueños de la verdad absoluta, y viendo también cómo muchas ideas en las que creímos, desaparecían como pompas de jabón ante nuestros ojos incrédulos, con el costo irremediable de un sufrimiento atroz.

¿Qué es lo que hace que no aprendamos? ¿Por qué la humana insistencia de tropezar con la misma piedra, si de lecciones maestras está plagada la historia?

El miedo como herramienta de control político y religioso es algo viejísimo en la historia de la humanidad. Desde el miedo frente a la amenaza pirata en la cerrada sociedad colonial española, pasando por el miedo a la plebe en el Perú del siglo XVIII, o los temores desatados en nuestro país por la Revolución Francesa, entre 1790-1800.

El miedo a la ex-comunión, o a los Tribunales de la Santa Inquisición y la posibilidad de morir quemado en la hoguera, dominaron también un triste y largo período de la humanidad.

Podemos hablar también del miedo mezclado con odio y desprecio al indio, a lo largo de nuestra historia colonial y republicana. O del temor y la desconfianza en la relación amo-esclavo de la época colonial.

El miedo actual al comandante Humala tampoco es algo nuevo en Perú. Antes lo vivimos con el Partido Aprista Peruano, liderado entonces por Víctor Raúl Haya de la Torre, a quien veían prácticamente como la encarnación del demonio. Décadas de miedo colectivo a que el APRA se hiciera con el poder.

Fuera de nuestras fronteras, Estados Unidos de América usó durante décadas el miedo al comunismo. Derribado el muro de Berlín, y desintegrada la Unión Soviética como bastión ideológico, desde 1989, había que reemplazar ese miedo por otro equivalente. La humanidad no podía quedarse sin esa maravillosa pulsión de control, que justifica la existencia de los ejércitos y el ingente gasto militar mundial. La consigna es, si el enemigo no existe o desaparece, ¡créalo! Y se creó el miedo al terrorismo islamista, satanizándose a toda una cultura practicante de la religión musulmana. No hay sino ver los controles especiales de seguridad, completamente discriminatorios, que pasan las personas de aspecto árabe o musulmán en los aeropuertos del mundo.

No soy tan ingenuo para decir o pensar que no existen grupos terroristas islámicos, pero tampoco estoy de acuerdo con la asociación simplista e interesada: musulmán=terrorista, que a fuerza de una magnificación y saturación periodística, ha quedado grabado en el inconsciente colectivo.
No hablaré aquí de la “gran responsabilidad” de los medios de comunicación, como se hace habitualmente. Diré más. Los medios de comunicación son los perfectos mantenedores de este sistema. Sin ellos, simplemente se desmoronaría. Y los periodistas, salvo honrosas excepciones, la peonada a su servicio.

Lo más perverso de todo es que el sistema le ha hecho creer a los comunicadores, apelando a sus egos, que son los adalides de la libertad, dándoles una importancia que en la práctica no tienen. Definitivamente se deben a los intereses, de un signo u otro, del medio para el que trabajan. En caso contrario, les espera la calle.

Resulta paradójico que en nuestra sociedad se hable tanto de la libertad, y el ser humano esté cada vez más sometido, más esclavo de necesidades creadas artificialmente, de trabajos que odia realizar, y más infeliz y frustrado que nunca. Pero somos incapaces de pensar sobre nuestra situación. Nos han hecho creer, pues, que así es la vida.

La libertad es fundamentalmente un estado interior, y la prensa y el sistema nos hacen vivir hacia fuera, manipulándonos, creando miedos, mostrándonos muerte y destrucción, inventando enemigos, difamando, es decir, haciéndonos depositarios de una basura informativa, perfectamente seleccionada. No hay mas que ver los contenidos de los noticieros. Y no hay nada que se deje al azar. Se los aseguro.

En España, el Partido Socialista Obrero Español  (PSOE), ha manejado con perversa maestría en cada proceso electoral, a través de su poderoso aparato mediático, el llamado miedo a la derechona, asociando al Partido Popular con el franquismo más recalcitrante. Nada más alejado de la realidad, pues el Partido Popular, independientemente que se esté o no de acuerdo con sus ideas, más o menos conservadoras, es un partido moderno y probadamente democrático. Pero en gran parte del electorado español, este miedo a la derechona, sobre todo en las personas mayores que sufrieron la dictadura franquista, tiene un efecto inmediato, basado precisamente en la memoria del miedo.

Y así podemos hablar de cientos o miles de ejemplos que se han dado a lo largo de la historia, para conseguir objetivos políticos o religiosos concretos. Todo en base a la manipulación más asquerosa, con el ser humano como rata de laboratorio.

Esta realidad perversa ha impedido e impide, que los seres humanos nos reconozcamos, independientemente de nuestras diferencias raciales, culturales, económicas, étnicas o religiosas. Es más fácil manejar una humanidad dividida y presa de miedos y temores.

No podemos ser nosotros mismos, sino lo que el poder decida que seamos. Vivimos una esclavitud sin cadenas, pero tan real como nuestro sufrimiento e incertidumbre.

El miedo paraliza y distorsiona nuestra percepción de la realidad, haciéndonos actuar de una manera completamente condicionada. Es decir, no libre.

Las fuerzas que controlan nuestros miedos, a través de sus poderosos medios de comunicación, escuelas, instituciones, universidades, y un sistema educativo ad-hoc para tal fin, nos han separado de nosotros mismos, a través del miedo y la desconfianza. Vivimos separados por razas, religiones, creencias políticas, estratos económicos, y por último, países, para que nos olvidemos que nuestra verdadera y única casa y lugar de pertenencia es el planeta.

Nuestra mirada al otro, a ese prójimo del que tanto hablan las religiones y que está cada vez más alejado de nosotros, está distraída, y más fijada en lo que nos separa, artificialmente, que en lo mucho que nos une, naturalmente, como seres humanos.

Habría que preguntarse, ¿quién o quiénes se benefician de esta triste realidad? Nosotros no, desde luego. No hay mas que ver cómo estamos. No sabemos ni quiénes somos, ni dónde vamos, ni qué queremos.

Si no tenemos conciencia de nosotros mismos, menos la tendremos del otro. Ese yo soy tú, y tú eres yo, necesario para que desaparezcan las barreras y se caigan los muros, que el poder está empeñado en mantener o levantar entre los seres humanos.

La separatividad, la pérdida de conexión entre nosotros, como células que somos de este gran organismo que es el planeta tierra, nos dice a gritos que no podemos continuar así, sin riesgo de destruirnos.

Sí, somos células del mismo organismo, que debemos reconocernos y trabajar en conjunto, armónicamente. Dejar de actuar de una vez por todas como células cancerosas, para que este maravilloso organismo llamado planeta tierra, pueda revertir la enfermedad terminal que la aqueja.

El cáncer no es sino la enfermedad planetaria por excelencia. Es nuestro propio reflejo.

Estamos en una hora crucial. De nosotros, y no de los políticos ni sus medios, depende el cambio. ¡Hagámoslo!

 
 Luis Callegari Botteri
luiscallegaribotteri@yahoo.com
 

Las Tres Rutas

La Primera Ruta.

Se inicio en la  energía de cinco AJPU que fue en la fecha 30 de enero 2013, llegando al feliz término el día 16 de diciembre del presente año, la ceremonia se realizo en la energía de trece AJPU, en la comunidad de Copal AA con la presencia de varias comunidades de la región norte de la gran nación Maya.

 

Los ancianos guías, siguiendo la danza del fuego ceremonial donde se capta los mensajes de los grandes iluminados maestros de la luz, nos comparten la siguiente información, para toda la humanidad.

 

Que en el 30 de enero del  año 2013 se inicio a dar los primeros pasos para transitar por  los senderos del Quinto Sol, y los mensajes son los siguientes: “Que el año 2013 fue acompañado por la semilla cósmica de los cometas, para entrar en el despertar de los valores internos dormidos, entrando en una claridad renovadora de luz interna, para soltar las amarras obscuras, de la pasada cuarta dimensión, que quedo atrás el pasado 21 de diciembre del 2012, y empezar un nuevo rumbo de claridad en la quinta dimensión en la que ya nos encontramos.”

 

La Segunda Ruta

Fue en la energía de KAT, para el despertar de las conciencias dormidas y el alumbrar del Fuego Interno, el mensaje que nos dejan los acianos guías de las nueve ceremonias que se hicieron durante el año 2013 que dio inicio 14 de enero llego a feliz término el 30 de noviembre 2013, que es muy importante que con el alumbrar del fuego interno.

“Salgamos de los cuartos obscuros de la desarmonía y que con el despertar de nuestras conciencias dormidas, podamos abrir los portales de la armonía, que sea el fuego de renovación espiritual, para apartarnos de las faltas, las indisciplinas, los errores, el desprecio, el resentimiento, la indiferencia, la soberbia y entrar muy de lleno en el viaje de la quinta dimensión con nuestras conciencias acrecentadas.”

 

La Tercera Ruta

Fue en la energía de IX, símbolo de la energía femenina y del Jaguar, las ceremonias que se hicieron en el 2013, se inicio el 4 de enero finalizando el 2 de noviembre con un total de 9 ceremonias, que fueron dirigidas en su totalidad por mujeres guías llamadas “Ix Balam” – “Mujeres Jaguares”, que siguiendo las huellas de los fuegos danzantes de cada ceremonia mandan este mensaje para todas las mujeres del mundo, que es muy importante que la belleza, la hermosura, la magnificencia, la inteligencia, la magia felina que posee la mujer se transmuta en radiante Luz Espiritual, que simbolice la verdadera  antorcha que ilumine los destinos de la humanidad por los próximos cinco mil años que desde ya estamos transitando en compañía del Quinto Sol y Las Tres Doncellas Lunares, que simboliza la energía femenina. El mensaje contundente de las guías espirituales Ix Balam es que  ha  llegado  el momento que la mujer se dedique más a ejercitar el espíritu, que el cuerpo y entrar en la nueva etapa de la conexión como mujeres que  habitan cósmicamente entrando de lleno en la búsqueda de la verdad y la libertad, tesoros hermosos que cada mujer guarda en su cofre mágico del aprendizaje interno, para cumplir con la responsabilidad y la misión como conductoras de TODA LA HUMANIDAD.

 

 

 

Atentamente:

RAM TZUL TAKA

THE HEART OF THE SACRED MOUNTAIN

EL CORAZON DE LA MONTAÑA SAGRADA.

Dado en algún lugar del cosmos el día:

WAJXAQUIB – QANIL

Sacerdote Maya

MIGUEL ANGEL CHIQUIN YAT

MA MEK

 

De esta manera compartimos para todos y todas hermanas y hermanos habitantes cósmicos, los mensajes de las ceremonias que se realizaron en diferentes comunidades de la gran nación Maya Qeqchi, durante el año 2013. Se celebraron un total de 27 ceremonias. Deseándoles asi, un feliz  año 2014 que el gran espíritu corazón del cielo, corazón de la tierra, los colme de muchas bendiciones.
 
 

El Mensaje de las Abuelas


Como se puede imaginar , este ejercicio es más fácil de hacer con algunos familiares que con otros. Sin embargo , he encontrado que puedo expresar gratitud a cada uno por su lado y me dio la vida. Y puedo dejar fluir el amor de las Abuelas a través de mí hacia  ellos, incluso cuando es difícil sentir amor por ellos personalmente . Trabajar con los que han ido antes que yo me ha despertado a un vínculo de amor con antepasados que ​​nunca conocí , y me creando nuevas conexiones amorosas. Siento un gran apoyo de ellos, mis progenitores cada día y ahora entienden lo que la expresión " tener la espalda ' significa . También me he convertido más en contacto con los antepasados ​​de la tierra .
Los que se sienten atraídos por el trabajo de las Abuelas tienen un profundo deseo de difundir el amor . Queremos que , como se dice, "Para poder  ser una bendición para caminar sobre la tierra. " Sin embargo, a menudo no sabemos cómo. El dolor que vemos en el mundo a veces nos abruma , lo que nos preguntamos: " ¿Qué puedo hacer yo de todos modos? Sólo soy una persona " .
Bueno ..... las Abuelas están respondiendo a esa pregunta. Con su ayuda , podemos sanar nuestras líneas familiares . Las repercusiones de este trabajo familiar son enormes. Perdón inevitablemente ventiladores exteriores de nosotros en grandes círculos concéntricos de la luz , tocando todas las vidas que tocamos , así como todas las vidas de nuestros antepasados ​​tocarse. Piense acerca de la magnitud de eso por un momento . El mensaje de las abuelas que sigue le ayudará a hacer bien este trabajo.
Declaración Ancestral , por el Gran Consejo de las Abuelas
" Hago un llamado a la Red de Luz y afirmo mi unión con lo Divino. Honro mi conexión amorosa con los de hoy día , los que vivieron en otros tiempos , y los que están por nacer . El amor no está limitado por el calendario o por el reloj . Cada uno de nosotros es un ser eterno , parte del un amor . Recordando esta verdad ahora, me inclino mi cabeza en señal de gratitud , saludando al amor dentro de mi conciencia superior y dentro de la mayor conciencia de los demás. Invito a los antepasados ​​de mi línea familiar y de los antepasados ​​de la tierra en la que vivo a unirse a mí en este trabajo bendición. Doy la bienvenida a todos los que aman y sirven a la luz de conectarse ahora a la Red de Luz.
A medida que nos reunimos , les pido perdón por mi ignorancia pasada y mi pequeña mente , yo ya no quiero juzgar y criticar a los demás , ni quiero juzgar y criticar a mí mismo. También me perdono de buen grado cualquiera que haya juzgado ni me criticó . Yo soy capaz de hacer esto con facilidad cada vez que me acuerdo de que es el aliento de aquel Amor que respira a través de mí, y el latido de aquel corazón que bombea vida a través de mí. Existe mi yo inmortal fuera de las limitaciones de la acción y más allá de las circunstancias de tiempo y lugar. Así como me dirijo a esta presencia dentro de mí, todo el dolor del pasado , así como cualquier miedo al futuro se cae . Todo está perdonado .
Con mi corazón de par en par , ofrezco bendiciones a todos los seres en todas partes. Y a medida que gozosamente abrazamos unos a otros, juntos cantamos :
" Que todos los seres en todos los mundos sean felices . "

Este mensaje fue extraido de la pagina web: http://www.grandmothersspeak.com/  traducido al espanol para ArteSana

 

La Nueva Medicina Dr. Hammer

LEY DE "HIERRO" DEL CANCER:
1- todo shock síquico, altamente traumático, que nos toma por sorpresa y es vivido en aislamiento, produce una ruptura de campo electrofisiológico en un área concreta del cerebro y a partir de ese momento se lesiona el órgano que gobierna esa parte del cerebro.

LA NUEVA MEDICINA



Conferencia dada en España por el Dr. Fermín Moriano (1995).
El Dr. Moriano fue uno de los principales discípulos del Dr. Hamer durante los primeros años del movimiento de la Nueva Medicina en España.

Buenos días a todos. Mi madre cuando conoció esta medicina me hizo un comentario: -Ahora entiendo por qué hay tantas enfermedades y tanto cáncer, es porque se está perdiendo el confesionario. Por eso antes había menos-.

Parece una bobada pero cuando les explique qué es la Nueva Medicina lo van a entender mucho mejor.

Por primera vez en la historia podemos trabajar con leyes de la naturaleza. Es decir, los médicos hasta ahora veníamos trabajando con hipótesis, con axiomas no contrastados, con mucha especulación. Esto hacía que pacientes sometidos a un mismo tratamiento dieran diferentes resultados. La medicina clásica es una maraña de interpretaciones, una maraña de especulaciones pero es la única ciencia por llamarla de alguna manera que trabaja sin leyes.

La medicina entra en la Academia de Ciencias francesas a finales de 1800, es considerada ciencia pero realmente los médicos que hemos hecho medicina clásica no la hemos visto como ciencia sino como un arte especulativo y además aproximativo y de ningún modo veíamos resultados de causa-efecto.

Por primera vez en la historia, un médico alemán Ryke Geer Hamer, catedrático de medicina, especialista en medicina interna, especialista en siquiatría, especialista en radiología (aparte de eso cursó la carrera de Teología) enuncia leyes de la medicina. Hamer estudió estas especialidades con todo rigor, tres años por especialidad. Ejerció durante quince años como jefe de diversos servicios hospitalarios en varios hospitales de Alemania. En la década de los 70 llevaba ya un tiempo dándose cuenta de que la medicina era muy especulativa, que no encajaba entre las otras ciencias. Se dio cuenta que faltaba algo, que no había orden ni concierto. La muerte de un hijo suyo, que fue un hecho famoso porque fue a causa de un disparo que le dio Victor Manuel de Saboya, príncipe heredero de la casa de Saboya, fue un hecho determinante.
El ya había desarrollado algo sobre la Nueva Medicina y se reprocha a sí mismo no haber tenido el coraje de sacar a su hijo de los tratamientos de la medicina clásica y tratarlo como él quería.

Tras la muerte de su hijo Hamer se descubre un cáncer de testículo y su mujer, que es médico oncólogo, desarrolla un cáncer de mama izquierda.

La pregunta de Hamer es como es posible que dos personas sanas, relativamente jóvenes todavía, desarrollen ambos un cáncer y lo relaciona con el hecho traumático de la muerte del hijo. En ese momento Hamer era el jefe de los servicios de radiología, oncología y de medicina interna de modo que estaba en condiciones muy especiales para realizar su tarea de investigación.

El protocolo oficial para el cáncer es cirugía, quimioterapia y radioterapia y se sabe cuál es el resultado para el 95% de los casos. Hamer se subleva ante esa posibilidad y sobre todo animado por el hecho de ver que hay una incidencia altamente dramática en la vida de él y de su esposa que pudiera estar relacionado con la aparición de la enfermedad.

En el hospital universitario donde trabaja empieza a hacer una cosa que hasta ese momento la medicina no había hecho nunca. En realidad sí se había hecho pero tan antiguamente que ya ni se recuerda en los libros de medicina: preguntarle al paciente por qué cree que está enfermo.

Entonces les empieza a preguntar a los enfermos de cáncer del hospital si ha vivido alguna historia o algún incidente altamente traumático en su vida, anterior a la aparición del cáncer. Para su sorpresa encuentra que absolutamente todos refieren una historia altamente dramática en un tiempo anterior al de la aparición de la enfermedad.

En un principio lo que constata es que todos, absolutamente todos tienen ese hecho dramático. Luego empieza a analizar por descarte, por tipo de enfermedad. Pregunta por ejemplo a 100 mujeres diestras con cáncer de mama izquierda para tratar de encontrar un denominador común.

Es así que va encontrando enfermedad por enfermedad un denominador común de esa enfermedad. Las 100 mujeres con ese cáncer intraductal de mama izquierda tienen un mismo incidente en su vida, un mismo hecho traumático con un mismo colorido. Pero cuando analiza 100 casos de cáncer de riñón
encuentra exactamente lo mismo. Cuando analiza los casos de cáncer de pulmón encuentra lo mismo: un denominador común distinto del de mama y de riñón. En principio lo que encuentra es la relación entre la siquis, es decir las vivencias de las personas y el órgano lesionado.

La sorpresa más grande que se lleva es darse cuenta que no es una relación del 90 o 95% que ya sería como para tener en cuenta sino que es del 100%. Empieza a darse cuenta que está tocando leyes de la naturaleza. Las leyes de la naturaleza, como todos sabéis, dicen que este objeto se caería un millón de veces si yo lo soltara puesto que se ejerce sobre él la fuerza de la gravedad que es una ley de la naturaleza y no cabe la más remota posibilidad de que al soltarlo se quede suspendido en el aire.
Pues lo que ha descubierto Hamer es de esta índole. Yo sé que parece muy duro, muy difícil de creer, imaginaros lo que puede suponer para nuestra clase médica, que por primera vez le pongan por delante cinco leyes de la naturaleza que se cumplen en el 100 por ciento de los casos.

Cuando él se da cuenta de esa relación, lógicamente piensa que el ser humano no es solamente una rodilla, no es solamente un codo, no es solamente un pecho. La medicina clásica en su súper especialización continua, nos obliga a especializarnos cada día más. Es habitual que si a una persona le duele una rodilla va a un traumatólogo pero a su vez ese traumatólogo le deriva a un compañero que es a la vez traumatólogo pero más especialista que él en la rodilla con lo cual el traumatólogo especializado en rodilla sólo sabe de rodilla. Se está perdiendo la visión de conjunto, tratamos el cuerpo humano por piezas, por partes separadas del todo y Hamer lo que sí tiene muy claro es la unidad del ser humano. Se da cuenta que el ser humano tiene sique, cerebro y órganos. Está encontrando la relación entre sique y órgano. ¿Qué está pasando mientras tanto en el cerebro?

El es radiólogo y está harto de hacer scanners (tomografía computada) y nunca ha visto en el cerebro una señal de nada. Todo sabemos que el cerebro dirige todas las funciones del cuerpo, sin embargo esto no es tenido en cuenta por la medicina clásica, lo olvida sistemáticamente. Todos sabemos que el cerebro controla las funciones de todos los órganos, de todos los tejidos y que está conectado con todas las células. Es más, la medicina clásica admite que una célula, sólo una célula, es capaz de recibir un orden de 55.000 estímulos bioquímicos simultáneos a través de neurotransmisores pero solo conoce un orden de 20. Pero en cuanto a estímulos bioeléctricos es incalculable la posibilidad que tiene una célula de recibir información simultánea. Sin embargo no tenemos en cuenta este flujo de información y seguimos investigando sobre la celulita, que si los oncogenes, que si la célula hace, que si la célula deshace como si la célula fuera un ente aislado del resto del organismo, que llevara su propia vida y se mantuviera completamente ajena a las órdenes cerebrales.

Todos sabemos que un estudiante a la hora de presentarse a examen puede tener una colitis. Todo médico diría que es normal y que es producto de su estado de ánimo. Si nos damos un susto nos aumenta la frecuencia cardiaca, también eso es normal. Ante una situación que nos repele se nos ponen los pelos de punta. La úlcera se llama ya úlcera de stress dando por hecho que el stress es la causa de las úlceras de duodeno. Se habla también del infarto de miocardio en las personas de riesgo que trabajan mucho.
Hasta ahí a la medicina no le queda más remedio que asumir, que admitir la relación sique-organo pero cuando hablamos de enfermedades mayores la medicina deja de lado estos supuestos. Dice: las enfermedades de las que hemos hablado hasta ahora son enfermedades sicosomáticas y que las trate el médico de cabecera, el médico de pueblo o el siquiatra pero dejen para nosotros los cánceres y las enfermedades graves que son asunto de los entendidos de la materia.

Hamer, ante la posibilidad de que el cerebro pueda dar alguna señal de lo que está pasando a nivel psíquico y a nivel orgánico, se sienta un día ante un scanner que tiene en el hospital en el que es jefe del
servicio y empieza a hacer un scanner cerebral, cosa que hasta ahora no se había hecho nunca, de aquellos pacientes que tienen una patología no neurológica, no cerebral, por ejemplo un cáncer hepático.
Todos sabemos que en la radiología hay unas imágenes que la medicina nunca ha sabido explicar. Son un tipo de circulitos dispersos por el scanner cerebral que aparecen en lugares diversos y como la
medicina nunca pudo darles explicación son considerados todavía como -artefactos-, productos de la máquina, problemas de la máquina.

Hamer se sentó por primera vez en un scanner para ver si esos “artefactos” tenían algo especial que decirle en la relación causa-efecto. Y para su sorpresa comprueba que esas cien mujeres que tenían un cáncer intraductal de mama tenían un redondelito de esos, un “artefacto” en la misma zona del cerebro que paradójicamente es la zona del cerebro que rige la mama izquierda. Pero si analiza los pacientes que tienen un problema de riñón encuentra que todos, absolutamente todos, tienen un artefacto en una zona del cerebro que paradójicamente es la zona del cerebro que rige el riñón. Tanto es así que descubre una cartografía, añade una cartografía nueva al conocimiento médico. Comprueba que eso que se llamaban artefactos no son artefactos sino la señal cerebral de lo que está ocurriendo a nivel síquico y a nivel orgánico.

El me contaba un día que cuando descubrió eso se quedó durante tres horas sentado delante de un scanner porque no daba crédito a lo que acababa de descubrir imaginando lo que venía detrás, lo que iba a venir. Era demasiado fuerte para que una clase médica sumamente establecida pudiera asumir semejante descubrimiento. Pero como no podía ser él el único que diera vueltas sobre este asunto se fue a la Siemens que es en Alemania la empresa más grande que produce scanners y todo tipo de aparatos de radiología. Al entrevistarse con el jefe de ingenieros de la Siemens y plantearse lo que acababa de descubrir, éste le dice: Pues mire no está Ud. muy alejado de lo que nosotros pensamos porque nunca hemos creído que esas imágenes fueran artefactos, la máquina no puede producirlos. Pero como la clase médica no puede explicarlos y nosotros tampoco se sigue sosteniendo que lo son. Pero podemos salir de dudas, podemos crear un protocolo y durante seis meses vamos a estudiar con dos máquinas diferentes para ver si son realmente artefactos o están en la cabeza del individuo. El protocolo es muy sencillo y la manera de investigarlo es tremendamente fácil y hoy puede hacerse en cualquier servicio de radiología. Si el artefacto lo está produciendo la máquina y la máquina lo produce en una determinada dirección en relación a la cabeza del paciente giremos la cabeza del paciente. Si la imagen se produce ahora en el mismo lugar anterior estaríamos frente a un artefacto. Si la imagen se mueve junto con la cabeza del paciente es porque el objeto está en la cabeza y no es producto de la máquina. Si repetimos la experiencia con otra máquina diferente y ocurre lo mismo habremos llegado al resultado buscado. Lo que se había planeado como un protocolo para seis meses en dos meses quedó resuelto.
La conclusión es que esas imágenes estaban en las cabezas de los pacientes y eran la señal de las enfermedades orgánicas.

Así es que Hamer postula su primera ley: La Ley de Hierro del Cáncer, de “hierro” porque se cumple en el cien por ciento de los casos. Y no solamente vale para el cáncer. La ley se llama “Ley de hierro del cáncer y enfermedades similares al cáncer”. La palabra cáncer en la medicina que nosotros trabajamos ha perdido toda su fuerza y tragedia.

La primera vez que la formula, Hamer dice: todo shock síquico, altamente traumático, que nos toma por sorpresa y es vivido en aislamiento, produce una ruptura de campo electrofisiológico en un área concreta del cerebro y a partir de ese momento se lesiona el órgano que gobierna esa parte del cerebro.

Todo shock síquico, altamente traumático, hiperagudo que te pilla a contra pie, es decir inesperado, produce estos efectos. Que te pilla a contra pie y vivido en aislamiento: esto es tremendo, es importantísimo y condición sine qua non para que se produzca el cortocircuito cerebral. La persona se lo
tiene que tragar. La idea por ende le está dando vuelta continuamente, lo vive en soledad, en aislamiento, no lo comunica. Mientras dura esa situación conflictiva se produce un cortocircuito a nivel cerebral y desde allí se manda un error de codificación al órgano. De este modo aparece la enfermedad en el órgano. Esta primera ley se cumple en el cien por ciento de las enfermedades excluyendo tres tipos de enfermedades: los traumatismos, los envenenamientos y las que ya se nace con ellas. Todas las demás, absolutamente todas se rigen por esta ley.

Hamer sigue adelante investigando y además a una velocidad tremenda y descubre que la enfermedad es un proceso bifásico.

Hasta ahora la enfermedad solamente se tiene en cuenta al momento de dar su primera sintomatología o cuando es descubierta por una prueba radiológica o por una prueba fortuita en el hospital pero nada más.
El proceso empieza en el momento en que aparece el primer síntoma de la enfermedad y hasta que la enfermedad termina. Hamer se da cuenta que esto no es cierto. ¿Por qué? Porque lo primero que debe hacerse es un scanner cerebral (él a partir de ese momento y todos nosotros ahora trabajamos con scanner cerebral) que es una prueba científica irrefutable. Con un scanner cerebral sin saber la historia del paciente se puede diagnosticar todo lo que tiene, lo que ha tenido, en qué fase se encuentra y qué lo ha producido. Esto es una prueba científica, no es una especulación, no es medicina alternativa ni es
una medicina especulativa. Esto es: señor mío, aquí tenemos un scanner y vamos a ver si es verdad o mentira lo que yo digo comparándolo después con la historia clínica del paciente. Esto es lo más tremendo que Hamer ha aportado a la medicina.

Además, al seguir investigando descubre que el -artefacto- en los scanners puede ser de dos formas: si hay 100 personas con un problema de riñón, 50 tienen por ejemplo un artefacto en forma de -diana-, es
decir un círculo con un punto en el medio y los otros 50 lo tienen en forma de mancha, es un círculo con una mancha negra, un edema cerebral. Entonces Hamer se da cuenta que los que lo tienen -en diana- tienen el conflicto activo, están viviendo el conflicto en ese momento. Si se le pregunta al paciente sobre el contenido del conflicto el paciente responde cosas del tipo: sí, todavía estoy enojado con mi hermano o yo todavía estoy pendiente de la herencia de mi tía.

Pero sin embargo aquellos que tienen la mancha, han tenido el conflicto pero lo han resuelto. Y esto en el 100 por ciento de los casos: no hay un individuo con una imagen -en diana- que diga yo ya he resuelto el conflicto y tampoco hay un individuo con esa imagen en forma de mancha que diga: yo no he tenido nunca ese conflicto. Ocurre siempre en el 100 por ciento de los casos.

Además paradójicamente, a nivel orgánico existe una sintomatología de -conflicto activo- y una sintomatología de -conflicto en solución-. De este modo Hamer descubre la segunda ley que es la ley del
carácter bifásico de las enfermedades: toda enfermedad es un proceso bifásico en tanto y en cuanto la
persona resuelva el conflicto. Es decir que hay una primera fase de enfermedad que es la fase del conflicto activo y hay una segunda fase que se desencadena siempre que la persona resuelve su conflicto. Y en ese momento la solución ocurre, lo mismo que en la fase activa, en los tres niveles: a nivel síquico esa persona ha resuelto el conflicto, a nivel cerebral lo que antes era una diana ahora es una mancha y en el nivel orgánico lo que antes era enfermedad, ahora comienza la fase de curación orgánica. El cerebro da la orden de restitución del daño causado. Esta explicación terapéutica está a años luz de lo que hasta ahora conocíamos. Lo más impresionante, vuelvo a repetirlo, es que se cumple en el 100 por ciento de los casos.

Sin embargo encuentra un muro impresionante. Muchas veces está el conflicto en solución, con su imagen cerebral en forma de mancha, a nivel síquico, hablando con el paciente, el paciente relata que tuvo el conflicto pero que ya lo ha resuelto y en ese momento empiezan a aparecer los síntomas a nivel orgánico. Y eso no encaja. A veces no existe relación entre el estado emocional del paciente, su estado cerebral y algunas enfermedades. En la fase activa no han dado señal, sin embargo en la fase de solución empiezan a dar señales, empiezan a dar sintomatología. Hamer empieza a investigar sobre embriología.

Embriología es la parte de la medicina que estudia desde el momento de la fecundación hasta el momento del parto, es decir la evolución del embrión, cómo se va formando. Pero todos los médicos sabemos de embriología lo que aprendemos en el primer trimestre del primer año de medicina en Anatomía I. Una vez aprobado ese trimestre se sigue adelante y no se vuelve a estudiar embriología en el resto de la carrera. Por lo tanto, la bibliografía que hay sobre embriología es simplemente descriptiva, de cómo se va formando el feto.

Parecería ser que la Naturaleza no tiene mayor intención en esa formación. Es un hecho como puramente casual: de alguna manera se tenía que formar, ya hemos descubierto cómo, así que cerramos el capítulo.

Es por eso que Hamer se ve obligado a investigar qué importancia tiene que un órgano esté formado por un tejido o por otro. Todos sabemos en medicina que todo el organismo está formado por solamente tres tejidos, tres hojas blastodérmicas: el ectodermo, el mesodermo y el endodermo. Bien, Hamer se pone a estudiar qué importancia tiene que un órgano esté formado por mesodermo o endodermo y es en este punto cuando descubre su tercera ley que es la confirmación de la segunda. Descubre cómo funciona cada tejido del organismo en conflicto activo y en conflicto en recuperación y se encuentra con que el 80% de las enfermedades actualmente diagnosticadas como enfermedades son en realidad la fase de curación de los conflictos. Es decir por ejemplo si un cáncer intraductal de mama en una mujer, al ser un ectodermo, un ectodermo en fase activa del conflicto pierde sustancia, se hacen úlceras en los conductos galactóforos de la mama pero la mujer y el médico no lo notan porque ese proceso no da sintomatología. Sin embargo a nivel cerebral tendría la imagen en diana y a nivel síquico esa mujer tendría el problema activo. Pero si la mujer resuelve el conflicto inmediatamente viene la orden cerebral de curación del daño causado.

Yo siempre pongo un ejemplo que vais a entender rápidamente porque supongo que esto es demasiado espeso para los que no son médicos: un día a uno cortando jamón se le va el cuchillo y se lleva un trozo de carne, no un corte sino un trozo. Todos sabemos lo que ocurre al día siguiente, la medicina lo ve normal y lo deja evolucionar. Al día siguiente lo que ocurre es que se inflama la zona de alrededor de la úlcera y se van a empezar a reproducir los tejidos del borde con la intención de cerrar el agujero, de restaurar el daño, de tapar el boquete. Durante ese tiempo la zona va estar más o menos enrojecida e inflamada. El cerebro ha dado inmediatamente la orden de reparar el daño. A nadie se le ocurriría ir a un oncólogo a que le hiciera una biopsia de esa herida. Pobre de él si se le ocurriese ir y más si el oncólogo le hace caso, lo que es difícil, y le saca una muestra del borde de la herida y se la manda al patólogo. Sin decirle nada al patólogo, porque si le dice algo el patólogo ya sabe lo que tiene que decir. Pero si no le dice nada el patólogo va a firmar un informe que dice que eso es un epitelioma, un cáncer de piel. Pero lo que en realidad se está produciendo es el relleno de un agujero.

Bien, en la mama de la que hablábamos antes nadie ha visto la primera fase de la enfermedad, la fase el conflicto activo. Sólo se ve la fase de solución que es la aparición de un edema alrededor de las úlceras de los canales galactóforos de la mama y una proliferación celular en los bordes de las úlceras que intenta rellenarlas. Pero claro como da inflamación y molestias, la mujer sale corriendo al ginecólogo, el ginecólogo ve eso anormal, fuera de lugar, le hará una biopsia y el diagnóstico será cáncer intraductal de mama. Y esa señora se estaba curando. Esa señora no tenía cáncer ya.

Esto que digo sé que es brutal porque hoy por hoy es la causa de muerte más importante en las mujeres. Sin embargo el cáncer de mama se diagnostica siempre en fase de curación.

Ahora veamos qué haríamos nosotros: tranquila señora Ud. no tiene ningún problema, ni biopsia ni nada. Déjelo y lo mismo que a los quince días terminaba el proceso de cicatrización del cuchillo del jamón, el edema se retira y la zona queda cicatrizada, exactamente lo mismo hace el organismo en la mama. Y al cabo de un tiempo eso se retira y no pasa absolutamente nada.

Esta es la tercera ley. Hay tres tejidos. De este que hemos hablado es el ectodermo. Pero otro tipo de tejido es el endodermo que es el tipo de tejido que forma fundamentalmente el tubo digestivo que funciona completamente al revés. En vez de perder sustancia en fase activa lo que hace es proliferar sustancia en fase activa y necrosarse en solución.

Por ejemplo un señor vive un conflicto del tipo que nosotros llamamos de guarrada. Le han hecho una guarrada muy grande. Concretamente un señor que es socio de su cuñado, un día, yendo a la escribanía después de muchos años de sociedad descubre que el cuñado ha puesto todo a su nombre y prácticamente lo ha dejado en la calle. Vive la situación no solamente desde el punto de vista económico sino también por aquello de que -mi cuñado me ha hecho una guarrada-. El colorido del conflicto es el que determina el área concreta del cerebro que se va a lesionar y por lo tanto el órgano afectado.

Por eso es que en 100 casos de mama, las 100 mujeres tienen un conflicto con el mismo colorido. Sin son diestras y la mama es la izquierda sería un conflicto de madre-hijo. Conflicto de separación de un hijo. Si la mama es la derecha sería un conflicto general y especialmente de pareja.

Pero volviendo al ejemplo anterior, al vivir el conflicto como guarrada, no como pérdida económica sino como guarrada, el señor lesiona la zona cerebral que rige el colon y mientras está viviendo el conflicto activo, en el colon se está produciendo un tumor, es un carcinoma de colon, es un tumor en la luz del colon. Si ese tumor crece y no llega a un tamaño suficiente, no afecta al tránsito intestinal y la persona no tiene sintomatología. Pongamos que al cabo de uno o dos meses se decide y le cuenta a su mujer y habla con su cuñado. El cuñado reconoce su error y llegan a un acuerdo, van a la escribanía y arreglan todo. El señor resuelve su conflicto. Pero al cabo de unos días comienza a sangrar por el recto. ¿Por qué sangra? Es un endodermo y en fase de solución tiene que necrosarse el tumor. Este es el primer síntoma que tiene este señor, una proctorragia. Nadie está acostumbrado a deponer heces con sangre. Sale corriendo a ver al médico. El médico le hace una rectoscopía y se encuentra con el tumor. Diagnostica carcinoma de colon y desencadena lo que ya sabéis. Ese señor ya estaba curado.

Muchos os plantearéis: ¿por qué la gente dejándose a su libre albedrío en casa no se cura? Es la pregunta que se hace casi todo el mundo puesto que en 80 o 90 % de los casos podríamos dejarlos puesto que aparece la sintomatología en fase de curación. Hay una teoría y además esto tiene para mí un particular interés personal que es la teoría de la metástasis.

Toda la oncología se basa en dos hechos fundamentales. El primer hecho es el diagnóstico del patólogo, del anatomo patólogo, el que analiza las células. Toda la clase médica piensa que el patólogo hace siempre diagnóstico de certeza.

El patólogo, como dice Hamer, es siempre como una tirada de dados. Esto es muy duro. Tengo amigos patólogos y algunos que trabajan con nosotros que están de acuerdo concretamente en esta expresión, que es una tirada de dados. Es triste decirlo pero el patólogo no es nunca capaz de diferenciar una proliferación celular que se ha formado en un callo de fractura de una proliferación celular con la que se ha formado un osteosarcoma si no se le dice de dónde procede la muestra. Es decir no son capaces de diferenciar una proliferación celular proveniente de una cicatriz, de una proliferación celular que ha formado un cáncer.

El diagnóstico lo da en medicina la concurrencia de tres servicios: anatomía patológica, oncología clínica y radiología. Pero ninguno por sí mismo puede hacer diagnóstico certero en oncología.

Ahora, unidos los tres, si esta muestra que le mando al patólogo es de un señor que ha sido atropellado por un auto hace quince días, con la imagen radiológica que muestra el corte en el fémur, está clarísimo que la muestra corresponde a un callo de fractura.

En anatomía patológica en el diagnóstico celular se tienen que dar 10 pasos y en cada uno de esos pasos hay 10 variables. Hay montones de trabajos en medicina clásica que demuestran que una muestra de tejido mandada a 25 patólogos distintos sin decirles de dónde procede daría 25 resultados diferentes. Y eso es la base fundamental de la oncología.

La espina dorsal de la oncología es la creencia en la teoría de la metástasis. La teoría de la metástasis está viva desde hace nada menos que 119 años y la postuló un médico alemán que se llamaba Virchow. Esta teoría dice que un cáncer originario puede dar metástasis, es decir otro tumor, en otra zona del organismo mediante diseminaciones patógenas. Es decir que una célula cancerígena se separa del tumor originario y la metástasis se implanta luego en el nuevo territorio y allí se reproduce y da por lo tanto un segundo cáncer.

Hay un hecho que es indudable, que todos lo vemos y es que un cáncer se puede diseminar por todo el organismo. Un cáncer que hoy lo tenemos localizado aquí, dentro de seis meses puede estar en cinco partes más. De alguna manera había que explicar este hecho incuestionable. Sin embargo las teorías siguen vivas hasta que alguien demuestra que son falsas o se encuentra otra teoría que sea más creíble que la anterior.

Esta teoría de la metástasis estuvo vigente hasta los años mil novecientos sesenta y poco. Si por ejemplo, tenemos un cáncer de hueso en la rodilla y luego aparece en el pulmón todos pensaríamos que una célula de la rodilla, caminando por la sangre llega al pulmón y forma un cáncer óseo en el pulmón. Sin embargo el avance en la electrónica y en los microscopios demuestra que las células del pulmón son siempre células pulmonares. Por lo tanto esa célula ósea que ha venido viajando por la sangre, al llegar al pulmón tendría que formar un cáncer óseo y sin embargo en el pulmón no encontramos un cáncer óseo. Y en el hígado un cáncer que no sea hepático. Y en hueso un cáncer que no sea óseo.

Por lo tanto hay que reforzar esta teoría y hay que decir que esa, por otra parte y esto quiero recalcarlo: nunca jamás se ha encontrado en la sangre, esa célula en su camino por la sangre sufre una metamorfosis y se convierte en el tipo de célula que corresponde al órgano que va. Esta es la espina dorsal de toda la oncología y la que desencadena todo el proceso terapéutico oncológico de quimioterapia y radioterapia.

Es inaudito que con el avance tecnológico y de laboratorio que tenemos hoy no hayamos podido encontrar una célula viajando por la sangre cuando somos capaces de encontrar otro tipo de células y todos los subproductos de una célula (las transaminasas, enzimas). Tenemos la forma de encontrarlos y medirlos. Sin embargo no somos capaces de encontrar una célula entera en la sangre. Los japoneses están marcando células tumorales con radioisótopos radioactivos tratando de determinar si esas células viajan por el torrente sanguíneo y hasta ahora no se ha podido ver que alguna célula se ha salido de su tejido y se haya implantado en otra parte. ¿Por qué? Porque esa teoría es falsa.

Hasta que llega Hamer y demuestra el por qué de las metástasis. Hamer va a un congreso y dice, miren, lo que ustedes están contando es lo siguiente: que una célula cancerígena, que es tal porque se ha vuelto loca, que no sabe lo que hace, se separa de su tumor original, pierde su conexión con el cerebro pero eso no importa, es autónoma, se pone a viajar por la sangre aunque nunca se la ha visto. Es tanto como decir que un canadiense rubio de ojos azules que está loco se hecha a nadar al mar pero como nadie lo ha visto no sabemos a qué mar se ha tirado. Y en su andar, cuando está nadando sufre una metamorfosis, según parece además de loco es superinteligente porque se da cuenta que va a China y cuando llega a China ya se ha convertido en chino. Miren hasta ahí podría creerlo. Pero lo que no puedo admitir es que un oncólogo entre mil millones de chinos pueda afirmar que uno determinado es el canadiense.

Esta es la teoría de las metástasis: como a una persona se le encuentra un tipo de cáncer en una pierna todo lo que aparezca a partir de ese momento aunque no se parezca ni en pintura viene de la pierna. Entonces cuál es el tratamiento de la medicina clásica, el tratamiento de la medicina clásica es acabar con esa hipotética célula que está solamente en la mente de los médicos porque nunca se ha encontrado en el cuerpo. Acabar con ella como sea, empleando quimioterapia.

Es el caso de una señora a la que se le ha diagnosticado un carcinoma intraductal de mama. Hay que quitarle la mama mediante cirugía. Es un bultito que mide un centímetro y está detrás del pezón, está muy alejado de la parrilla costal, sin embargo se le quita toda la mama. Le hacemos una mastectomía total. Pero como pensamos en esa maldita célula que se puede haber escapado vamos a irradiar toda la zona porque de ese modo vamos a achicharrar no solamente las propias sino también las extrañas. Y después por si las moscas le vamos a dar quimioterapia lo cual la persona, que es mucho más fuerte que lo que la medicina se cree, aguanta. Y al cabo de cinco años, revisión periódica tras revisión periódica cada seis meses, le aparece una osteolisis. Una descalcificación de una vértebra o una descalcificación de la cabeza del fémur derecho. Se le hace una gama grafía ósea y esto basta para diagnosticar una metástasis de hueso. La pregunta sigue siendo la misma: ¿dónde ha estado esa célula durante cinco años? Estamos hablando de una célula que salió hace cinco años de la mama y que ha aguantado cirugía, radioterapia y quimioterapia (estaría en el fondo del mar, metida en un cofre, aguantando todas estas historias) y al final, después de cinco años aparece en el hueso de la cadera y hace decir al oncólogo que la señora tiene una metástasis ósea.

O después de 22 años como tengo yo un caso. A los 22 años le aparece una metástasis. ¡Santo Dios! ¿Alguien conoce una célula que viva 22 años? Sin embargo esto que lo conocen todos los médicos no es para ni siquiera pensarlo.

Solamente las neuronas viven desde el momento en que nacemos hasta el momento de morir. Precisamente el único sitio donde no se dan cánceres, en las neuronas. Lo que pasa es que al no saber, la oncología está dando tumbos de un lado para otro. Hamer demuestra que esto es totalmente falso.

¿Y qué es lo que dice Hamer? En un proceso oncológico, cuando se tiene un cáncer, hay un momento en que se produce un shock altamente traumático hiperagudo que te pilla a contra pie y que es vivido en aislamiento. Es el propio diagnóstico y el proceso oncológico el que va desarrollando metástasis. Así encontramos una mujer que hace miedo a morir porque tiene 32 años y le han diagnosticado cáncer. Al hacer el miedo a morir lesiona a nivel cerebral la zona que corresponde al pulmón y al cabo de dos meses tendrá una suelta de globos en el pulmón. Y el médico le dirá ¿ves como era verdad que lo que tenías en el pecho era un cáncer? Y no tiene una metástasis pulmonar proveniente de la mama. Porque además el intraductal de mama es un ectodermo y el pulmón es un endodermo, es un adenocarcinoma. Pero puede que esa mujer no haga miedo a la muerte y entonces no le sale nada en el pulmón. De allí el hecho de que las metástasis son imprevisibles. A esa señora de 32 años no le preocupa la muerte, lo que le preocupa es que tiene dos hijos pequeños en este mundo y que si ella se muere, sus hijos van a quedar abandonados y hace un miedo a dejar a sus hijos en la indigencia y esa mujer tendrá una metástasis hepática en el plazo de seis meses a un año. Pero puede que no tenga hijos y que aguante toda esta historia y que no haga metástasis en ningún lado. Le dirán entonces -lo hemos tomado a tiempo, quédate tranquila, no va a pasar nada. Te vamos a dar quimio y radio para nada, no se puede haber escapado una célula-. Pero a esa mujer la someten a un tratamiento de quimioterapia y además antiestrógenos que le van a quitar la libido. Esa señora va a perder su apetito sexual y tiene 32 años y un marido joven y entonces esa mujer al cabo de un tiempo sufre una tremenda desvalorización de sí misma en el terreno sexual. Y esa desvalorización sexual afecta a la pelvis y como está en fase activa del conflicto y es un mesodermo perderá sustancia, es decir se harán agujeritos en los huesos. Al cabo de dos años a un médico se le ocurre hacer una gamagrafía ósea y encuentra esos agujeritos y le dice -tienes una metástasis ósea-. Eso ha ocurrido a los cinco años del cáncer de mama. La señora recibe el segundo diagnóstico como diciendo -ya no tengo escapatoria, si después de cinco años de estar luchando contra él me vuelve a aparecer ahora ya no tengo escapatoria-. Ahora es cuando hace miedo a la muerte y aparece la metástasis pulmonar. Lo más maravilloso de todo es que esto se puede demostrar en el 100 por 100 de los casos.

La cuestión es que no son las situaciones en sí las que crean los problemas sino cómo uno las vive. Uno es responsable de su propia enfermedad y lo que descubre Hamer es que la enfermedad no es un error de la madre naturaleza, que la enfermedad no es un fallo del cuerpo humano, del modelo, incluso que la enfermedad no es un castigo por nuestros pecados ni es una forma de penitencia.

La enfermedad es un programa inteligente de la madre naturaleza encaminada a decirle a las personas -esta situación que estás viviendo no te conviene-. Hamer descubre nada más y nada menos que la naturaleza quiere que seamos felices y que cuando vivimos y nos empeñamos en vivir una situación que va en contra de nuestra propia esencia, que va en contra de nuestra coherencia interior, se desencadena un programa a nivel cerebral que mediante la lesión de un órgano nos pone en aviso.

Hamer ha llegado a encontrar la relación causa-efecto de prácticamente el 90 % de las enfermedades. Figuran en una tabla de varias columnas, tipo de enfermedad, el conflicto que la produce, cómo evoluciona a nivel orgánico en fase activa del conflicto y cómo evoluciona a nivel orgánico en fase de solución y el foco de Hamer en el cerebro. Esta tabla es una máquina de hacer medicina.

Somos nosotros los causantes de nuestra propia enfermedad, no podemos echarle la culpa a otro. Se acabó eso de decir la naturaleza ha fallado en mí, la mala suerte, el castigo divino y ahora voy al médico para que me cure haciendo abandono de nuestra propia responsabilidad. En la medida que se resuelva el conflicto la enfermedad se cura y no hay tu tía, y cualquier cosa que haga el médico no podrá curar si el conflicto está activo. Se acabó eso de ir al médico para que el médico resuelva el problema.

Ahora el médico podrá dar las cartas de navegación. Dirá -la enfermedad viene por aquí-, lo que está tratando de decir es -cuando una persona está viviendo una situación indigesta está haciendo un cáncer de estómago y en este momento en la curvatura mayor del estómago se está desarrollando una masa tumoral en base a células hiper productoras de ácido clorhídrico que se necesitan para digerir-. Mientras no se resuelva el problema y no deje de indigestarse con la situación ya se podrá quitar el estómago o cualquier otra cosa, pero la enfermedad seguirá adelante.

En los scanners cerebrales nos encontramos por ejemplo con conflictos de pérdida. Un conflicto de pérdida de un ser querido afecta en mujer a ovarios y en varón a testículos, los conflictos de territorio afectan las arterias coronarias, conflictos de frustraciones de tipo sexual, conflictos de desvalorización. Hay un completo mapa cerebral con los diferentes conflictos.

Nos encontramos con que si agrupáramos todos los tipos de conflicto del mapa cerebral nos encontraríamos con dos grandes tipos de conflicto. Los demás son matices de ellos. Dependiendo del matiz es el órgano que se ve afectado. Estos dos tipos de conflicto en los que cae el ser humano son conflicto de apego y conflicto de desamor. Y no hay más.

En el caso del apego por ejemplo un señor que tiene una fábrica y la fábrica se le viene abajo: contrariedad indigesta, contrariedad en el territorio, pérdida económica, se me viene todo abajo, ya no puedo más, ¿qué va ser de mis hijos?, guarradas, pérdida de amigos-

En el caso de desamor nos encontramos muy a menudo con el conflicto de desvalorización. La desvalorización es un conflicto de desamor con uno mismo. Un conflicto de desvalorización intelectual afecta las vértebras cervicales y en fase activa del conflicto perderá sustancia (descalcificación) y en fase de recuperación habrá recalcificación y allí es cuando duele. Sólo duele en fase de solución. Para recalcificar el hueso se tiene que distender el periostio y eso es lo que produce el dolor. La desvalorización siempre se relaciona con los huesos y tiene múltiples matices.

La desvalorización afecta a huesos, músculos y ganglios. Del matiz de la desvalorización depende la zona del cuerpo en la que va a aparecer el conflicto. Los ganglios linfáticos son conflictos de leve desvalorización de sí mismo. Los músculos se ven afectados por una moderada desvalorización de sí mismo y los huesos por una gran desvalorización de sí mismo.

Los ganglios linfáticos son un mesodermo que en fase activa del conflicto pierden sustancia y entonces tenemos una persona que tiene una leve desvalorización de sí mismo por ejemplo un conflicto de territorio (su casa, sus posesiones, su trabajo, incluso su territorio afectivo). Al perder sustancia se hacen agujeritos en el interior del ganglio, se convierte en un queso gruyère. Esta situación no da sintomatología ni puede detectarse por radiografía y no vamos a ir al médico a que me saque algunos ganglios para verificar esto. La fase activa del conflicto pasa desapercibida. Al producirse una revalorización comienza la etapa de solución. La orden cerebral ante el conflicto resuelto es que se rellenen los agujeros. La única manera de rellenar estos agujeros es generar material extra y se produce edema. Vamos al médico que decide sacar un ganglio y se encuentra con células en reproducción y el diagnóstico es linfoma de Hodkin. Justo cuando se estaba curando. El médico dice que como estas células en reproducción son malignas hay que sacarlas y por lo tanto establece un tratamiento con quimioterapia. Pero el cerebro siempre gana. ¿Cómo codifica el cerebro esta agresión? La codifica como agresión: -no me dejan curar-. El cerebro no sabe en qué facultad estudió el médico, no sabe de las buenas intenciones del médico. El cerebro codifica los hechos: -si estoy mandando una orden de rellenar agujeros y un gracioso me mete quimio para evitar que las células se multipliquen debo dar una orden de aumentar la producción de células-. De ese modo estamos jugando al ratón y al gato.
¿Qué hacemos con un linfoma de Hodkin? Pues nada, tranquilos. Después de seis meses ya habrá pasado todo.

Yo pido perdón por estar fumando. Desde que me enteré que no produce cáncer ya no lo dejo. Tengo que aclararlo porque el tabaco es malo. Es un tóxico y ya hemos dicho que las leyes de Hamer no se cumplen en estos casos. Aquí no hay conflicto de Hamer. La nicotina y el alquitrán son tóxicos directos sobre los bronquios y eso más tarde o más temprano termina en una bronquitis crónica obstructiva. Lo que nunca puede producir es cáncer. Pero sin embargo este paquete de cigarrillos, puede producir cáncer de pulmón. Tiene un texto que dice -Las autoridades sanitarias advierten que el tabaco puede afectar seriamente la salud- y en otros dice -las autoridades sanitarias advierten: fumar provoca cáncer-.

Esto es mentira. Pero en la consulta tengo casos reales. A un señor padre de cinco hijos le están diciendo continuamente -papá no fumes, papá no fumes...- Una mañana se levanta y como tiene una bronquitis obstructiva y las secreciones pulmonares se remansan por la noche ya que los cilios de los bronquios no pueden moverse libremente por acción del tabaco, tiene que provocar la tos matutina del fumador para expectorar. Pero como tiene una irritación continua de la faringe por culpa del tabaco tiene las venillas a flor de piel y un día al expectorar explota una venilla y cae en el lavabo un esputo con sangre. Entonces el hombre dice: -zás, ya está aquí, me lo pillé-. Es un shock síquico, altamente traumático, que lo pilla a contrapie y lo vive en aislamiento por que se asusta y calla. -No voy a ir al médico, para qué, mira que me lo han dicho veces...- y está noche y día dándole vueltas al tema y tiene la mala suerte que a los tres días se repite el esputo con sangre. Tarda tres meses en ir al médico. Tres meses que vive con una angustia de muerte. Cuando va al médico tiene ya un nódulo pulmonar, un adenocarcinoma de pulmón. Si hubiera ido el primer día no le hubieran encontrado nada. Fue el miedo lo que le causó el cáncer de pulmón.

El moderador invita a hacer preguntas.

Pregunta: Me diagnosticaron un cáncer de ganglios inguinales. Me hicieron cirugía, quimioterapia y radioterapia. Cuando estaba en el hospital mi señora contactó con un colega suyo y le explicó lo que me habían hecho y la sintomatología que tenía. Ese médico le dijo que no nos preocupáramos, que ya estaba curado. De hecho eso es lo que a mí me ha resucitado. He pasado por la quimioterapia y por la radioterapia, me han arrasado toda la ingle, los testículos. He pasado todo eso y ahora estoy perfectamente bien.

Moriano: Usted estará conmigo en que el estado de ánimo que provoca el diagnóstico de cáncer y el estado de ánimo que provoca la utilización de terapias agresivas y mutilantes son los verdaderos responsables de las metástasis y significa que ha ocurrido un nuevo conflicto. Si usted ha entendido todo esto sabrá que a partir de ahora podrá seguir estando igual que como está ahora. El problema es que como pasamos cada cierto tiempo por revisiones, no faltará un gracioso que encuentre un nodulito y propondrá realizar otra vez terapéuticas agresivas. Yo les recomiendo a mis pacientes que no pasen más por la medicina clásica. No porque tengan malas intenciones. Yo soy un médico clásico, yo vengo también de la física médica, no vengo de las medicinas alternativas y he hecho eso antes y he trabajado del mismo modo que ellos. No tienen malas intenciones pero tienen un desconocimiento total. Hoy día la pregunta que me hago es ¿se puede hacer un buen diagnóstico sin conocer las leyes de Hamer? ¿Se puede hacer un buen diagnóstico sin conocer como se comporta un tejido en fase activa y en fase de solución? ¿No sabiendo que detrás de eso hay un conflicto? ¿No sabiendo que hay que resolver el conflicto? Que hay que hallarlo y luego resolverlo. La respuesta es no. Y si no se puede hacer un buen diagnóstico no se puede hacer un buen tratamiento. Debemos considerar los resultados. El 95% de todos los tipos de cáncer se curan.

Pregunta: ¿El tratamiento consiste en sugestionar al paciente para que viva más contento o existe algún tipo de terapéutica más agresiva?

Moriano: Verá. Existe como decíamos antes un diagnóstico. Cuando el paciente llega a la consulta el diagnóstico es fundamental y el diagnostico cubre los tres niveles: el síquico, el cerebral y el orgánico porque tiene que ser simultáneo. Es decir si una persona está curada lo está a los tres niveles y si está enferma lo está a los tres niveles. Si síquicamente está viviendo el conflicto tiene la imagen en diana a nivel cerebral y a nivel orgánico tiene los síntomas de la fase activa del conflicto. Puede ser que en un momento no tenga ninguna sintomatología porque el órgano afectado no da sintomatología en la fase activa aunque esté la lesión. Es el caso de los ganglios como lo comprobó Hamer haciendo biopsia de ganglios de una persona en conflicto activo.

Todo esto es alucinante. Esta medicina está a años luz y es una ciencia matemática. Se llega al diagnostico desde cualquiera de los vértices. Dime que sintomatología tienes en el órgano y yo ya sé si es sintomatología activa o de solución. Sabiendo el órgano sé el tipo de conflicto y sé el tipo de imagen que voy a encontrar en el cerebro. Dadme un scanner cerebral y digo que órgano está afectado, en qué fase se encuentra la enfermedad, si en fase activa o de solución y cuál es el conflicto que la está produciendo. Dime que conflicto tienes y te diré qué órgano se está lesionando y que está apareciendo en el scanner cerebral. Con estas tres herramientas el diagnóstico es prácticamente infalible.

El tratamiento: Ante un conflicto sólo quedan dos soluciones: o se deja de vivir conflictivamente la situación o se separa uno de ello. Tenemos un paciente con un carcinoma gástrico porque tiene una situación totalmente indigesta con su jefe. Son cinco trabajadores que trabajan bajo un mismo jefe, el jefe se comporta del mismo modo con todos y solamente uno vive esa situación de manera conflictiva. La jugada es o deja, como los demás, de vivir conflictivamente esa situación o se separa del grupo, se cambia de trabajo e inmediatamente se desencadena la fase de curación.

El conflicto hay que resolverlo emocionalmente. Hay matrimonios que viven su relación conflictivamente. Pues o dejan de vivirla conflictivamente o se separan porque sino la naturaleza se encarga de separarlos. La cuestión no es administrar fármacos. Nuestro trabajo consiste en darle al paciente las cartas de navegación. Decirle: Tu problema es este, te viene por esto y esto es lo que tienes que resolver. Lo que la naturaleza te está tratando de decir es que aquí estás viviendo una situación que no te conviene, o dejas de vivirla o te separas de ella. El trabajo de la Nueva Medicina consiste en utilizar todas las terapias que están disponibles tendientes a aliviar la sintomatología de la fase de solución y por supuesto a resolver el conflicto. Es decir el tratamiento de los síntomas de curación, en la medida en que podamos aliviarlos, siempre y cuando con nuestra actuación no cortemos la orden cerebral de curación o nos arriesguemos a generar un nuevo conflicto. Es decir que nuestro tratamiento es muy sencillo y al mismo tiempo muy complicado. El dolor en el hueso es la fase de curación y esa persona será pautada inmediatamente en el hospital con morfina. Pero con la morfina cortamos la orden cerebral. El enfermo se muere, muy tranquilo pero se muere.

Pregunta: Quisiera que hablara sobre el cáncer en niños, especialmente la leucemia.

Moriano: Primera barbaridad. La leucemia es una mala interpretación total y absoluta de la oncología. La leucemia no es un cáncer. Es la fase de recuperación de un cáncer de hueso, de médula ósea. La leucemia solo puede aparecer cuando la persona se está curando. Como en el caso del cáncer de mama la fase activa de la enfermedad es la pérdida de sustancia. En el caso de médula, la pérdida de médula. En la fase de curación llega una orden de hematopoyesis, de producción masiva de células sanguíneas. Al no haber la suficiente médula ósea para producirlas, produce inmaduros. Es la aparición de blastos. Nunca jamás un exceso de blastos en sangre ha matado a alguien. Sin embargo se los considera como enemigos y se da quimioterapia. ¿Por qué aparece en los niños? Es la fase de curación de un conflicto tremendo de desvalorización de sí mismo. Es muy difícil pensar que un niño de un año se sienta desvalorizado. En este punto Hamer da un bombazo a todo esto de la ingeniería genética. Hamer se dedicó algún tiempo a hacer scanners de niños recién nacidos. Con el scanner cerebral del niño se le puede contar todo el embarazo a la madre.

Hamer comprueba que el niño, en el vientre de su madre tiene plena conciencia de todas las vivencias de su madre y que vive los conflictos en el claustro materno y que cuando se separa de ella puede provocar la fase de solución. El 90 % de los cánceres en críos menores de tres años son fases de solución, calificadas como cáncer pero no son cáncer, son la fase de solución de los conflictos vividos en el vientre de la madre.

Viendo un scanner de un niño recién nacido se le puede contar a la madre todo el embarazo. Esa estúpida idea de que el niño en el vientre de la madre no se entera de nada es una auténtica payasada que se puede tirar por tierra científicamente.

Hamer nos ofrece esta Nueva Medicina. Ha encontrado el cáncer donde no pensábamos que estuviera. Ha encontrado la solución donde no esperábamos que estuviera. Ya no está en el médico sino en uno mismo. Y ahora resulta que una úlcera de estómago provocada por un jefe que es un bandido machacador con los que están debajo de él, con el tiempo podría convertirse nada más ni nada menos que en una enfermedad laboral. Esta Nueva Medicina dice que tenemos que ser coherentes con nosotros mismos, no con el vecino. Es nuestra vivencia personal, nuestra incoherencia la que crea el problema, probablemente porque creamos una escala de valores que no va con nosotros mismos.

Se acabó aquello de que mi niño tiene que ser ingeniero porque yo soy ingeniero. Mi niño tiene que ser lo que sea coherente con él. Cuántos hay que tienen conflictos porque fueron obligados a ser lo que no querían ser o porque han elegido ser lo que no debían ser.

El niño de tres años se cura de leucemia sin quimioterapia. Esperando. Porque en 8 semanas los blastos empiezan a bajar y suben los hematíes. Y mientras tanto hay un solo tratamiento posible en niños o en adultos, si tiene anemia habrá que transfundir hematíes, si tiene bajos los leucocitos habrá que administrarle antibióticos para evitar las infecciones y si tiene bajas las plaquetas habrá que transfundirle plaquetas para evitar las hemorragias. A diferencia de la medicina clásica se deja reproducir las células y no se las mata con quimioterapia.


 

 

 

 

 
 
 

"Yo Soy"

Recuerde, La Compañía del Cielo nos ha asegurado que si vamos a tomar el tiempo para invocar nuestra Presencia YO SOY cada mañana, y luego se esfuerzan deliberadamente a añadir a la Luz del Mundo, con cada aliento que tomamos , vamos a tener éxito más allá de nuestra más salvaje esperanzas y sueños. Así que vamos a darle a esto una oportunidad . Convertirse en maestro de nuestros pensamientos y sentimientos. 
 

" Yo soy de mi Presencia YO SOY y YO SOY Uno con la Presencia YO SOY de TODA la Humanidad . "
 

Le pido a mi Presencia YO SOY que me ayude a ser conscientes de lo que estoy Empowering con mis pensamientos , sentimientos , palabras, acciones , creencias y recuerdos como me va sobre su día .

A lo largo de su día que solicitemos a ti mismo ...
 

" Es lo que estoy pensando y sintiendo ahora lo que quiero potenciar y sostener en mi vida? En este momento, son mis pensamientos y sentimientos añadiendo a la Luz del Mundo o las sombras ? "
 

Si tus pensamientos y sentimientos no están autorizando lo que quieres crear en tu vida o la adición a la Luz del Mundo, luego arder la Llama Violeta de la Perfección Infinita de Dios a través de ellos y te preguntas ...
 

" ¿Qué quiero centrar mi atención en crear y en mi vida en vez de eso? Le pido a mi Presencia YO SOY que me revelara ideas y opciones viables que me ayudarán a potenciar y sostener lo que quiero crear en mi vida mientras yo estoy añadiendo a la Luz del Mundo . Quiero lograr esto con el mayor bien de todos los interesados ​​" .
 

Después de preguntar a su Presencia YO SOY para ayudarle, tome un momento e ir dentro de la Divinidad de tu corazón para escuchar las respuestas que su Presencia YO SOY te revelará . Las respuestas de su Presencia YO SOY le ayudará a crear lo que quieres en tu vida de la manera más positiva y amorosa . Cuanto más te enfocas tu atención en lo que deseas crear en tu vida , y al mismo tiempo invocar la Llama Violeta para transmutar todo lo que entra en conflicto con la visión de lo que quiere , más pronto su vida reflejará los cambios que deseas .
 

El más vigilante que está en prestar atención a sus pensamientos y sentimientos , el más rápido de su vida va a cambiar y cuanto antes la Nueva Tierra se convertirá en una realidad tangible en sus experiencias cotidianas. Día a día , a medida que se convierte en el amo de tus pensamientos y sentimientos , verá la evidencia del cambio en la conciencia de Cristo que se manifiesta no sólo en su corazón y mente , sino en los corazones y las mentes de la gente en todas partes. Sepan que esto no es un cambio de conciencia que se destina a un tiempo futuro . Conciencia de Cristo comienza a manifestarse a través de los corazones y las mentes de las masas de la Humanidad aquí y ahora mismo . Y lo que es.

 

La Verdad segun las palabras de Jesus de Nazareth

Verdad (Jesús)
DJN
 

SUMARIO: 1. Trascendencia de la verdad cristiana. - 2. La verdad liberadora. - 3. La permanencia como condición. - 4. La mentira como contrapunto. - 5. La verdad y la veracidad. - 6. Incomodidad de la verdad.


Cuando hablamos de la verdad podemos referirnos a la verdad objetiva, que suele definirse como la conformidad o adecuación del entendimiento con un objeto determinado. Podemos pensar en la verdad lógica, que consiste en la conformidad de una afirmación o de un juicio con la realidad sobre la que se pronuncia. En esta ocasión, cuando afirmamos la responsabilidad del hombre ante la verdad nos referimos no a estas clases de verdad, que pertenecen al campo de la filosofía, sino a la que, para entendernos, vamos a llamar la verdad cristiana. Con este calificativo entramos de lleno en el campo concreto de la verdad, de la que debemos sentirnos responsables.

1. Trascendencia de la verdad cristiana

Es evidente que los tipos de verdad mencionados y otros que tal vez pudieran añadirse son importantes. Sin ellos sería sumamente difícil la convivencia humana. En todo caso, la importancia de la verdad adquiere una dimensión trascendente y definitiva cuando entendemos por ella aquella realidad que determina nuestra vida. En este sentido, verdad y vida, pueden llegar a ser sinónimas. Preguntarnos por la verdad significa, entonces, cuestionarnos el sentido mismo de la vida. ¿Tiene sentido la vida o es sencillamente un absurdo? Porque la vida o se construye sobre la verdad o de lo contrario tendría como base la mentira, el pseudós, la inconsistencia... (Mt 7,24-27: parábola de la edificación de la casa, de la vida, sobre la verdad, es decir, sobre la roca, o sobre la mentira, es decir, sobre la arena).

La verdad cristiana es trascendente y determinante de la vida. Ya lo fue así en Jesús de Nazaret: "Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz" (Jn 18,37). Según sus mismas palabras, Jesús presencializa o hace presente la verdad. Más aún: la verdad es una realidad superior a Jesús. El tiene como misión dar testimonio de ella. Su máxima responsabilidad la tiene Jesús frente a la verdad. Nada de particular, por tanto, que el hombre deba sentirse responsable también de ella. Pero es igualmente inevitable el preguntarnos una y otra vez a qué verdad se refiere Jesús y nos referimos nosotros.

Si nuestra respuesta fuese jocosa lamentaríamos la precipitación de Pilato que, de puro nervioso, no tuvo la paciencia necesaria para escuchar una definición de la verdad -que él había pedido a Jesús y que éste le hubiese dado, ahorrando muchas especulaciones a los filósofos sobre el concepto de "verdad"-, ¿qué es la verdad? (Jn 18,38). En realidad, aunque Jesús no era propenso a dar definiciones, en este terreno se manifestó con absoluta claridad, como consta a lo largo y ancho de todo el cuarto evangelio: Yo soy la verdad (Jn 14,6).

La verdad cristiana se halla, por tanto, inseparablemente unida a Jesús, a lo que él es y significa, a su vida, doctrina, conducta y suerte final, incluida la resurrección. La verdad cristiana se sitúa así en el plano o en el terreno de la revelación. De ahí que la verdad cristiana tenga una dimensión esencialmente personal y determinante de la vida, tanto por parte de su origen como por parte de su destino. Viene de una persona, viene incluso como persona, para encontrar a otra persona. La persona a la que se dirige, a la que viene, y viene y se dirige a todo el mundo sin excepción, no puede permanecer neutral ante ella; no puede eludir la responsabilidad ante la que es colocada: debe aceptarla o rechazarla, sabiendo que lo que se pone en juego es una determinada concepción y orientación de la vida; debe pronunciarse por esta verdad creadora de vida, de la vida auténtica, o decidirse a vivir en la mentira, necesariamente abocado a una muerte sin esperanza. Pero ante afirmaciones tan absolutas surge inevitablemente otro interrogante: ¿cómo puede una persona ser la verdad?, ¿por qué se autopresentó así Jesús?

El concepto de verdad, que habitualmente manejamos, el que tiene el mundo occidental, procede del mundo griego, que considera la verdad o lo verdadero como la realidad que puede ser asimilada, captada y apresada intelectualmente, como una realidad que puede ser conocida. Para el mundo semita, que es el mundo bíblico, la verdad o lo verdadero, (= emet, lo llama el texto hebreo), es aquello en lo que se puede creer y de lo que uno puede fiarse, bien se trate de personas o de cosas; verdad o verdadero es aquello que ofrece seguridad y consistencia; aquello que, sometido a prueba, no falla ni defrauda la confianza que habíamos puesto en ello; aquello, por tanto, en lo que alguien puede poner toda su confianza. Para describirlo, la Biblia hebrea utiliza la misma raíz con la que designa la fe.

La verdad o lo verdadero no es simple objeto de asentimiento interior, sino algo mucho más amplio que pertenece al terreno del compromiso personal, al terreno de la opción, de la aceptación, de la decisión. La verdad, más que conocida, es creída y esperada. Este es el concepto predominante de verdad en la Biblia, aunque, como es lógico, también encontremos en ella el concepto griego. (Así ocurre en Rom 1,18.25; la verdad de Dios es aquello que puede ser conocido sobre él, Rom 1,19; todo el contexto nos indica que en el pasaje citado no se trata de la realidad divina revelada en el evangelio y en Cristo, sino de la realidad divina tal como es conocida por la razón humana, al estilo griego).

La afirmación de Jesús: Yo soy la verdad, únicamente puede ser entendida teniendo como telón de fondo el concepto bíblico-semítico de verdad. En cuanto designa lo que es absolutamente fiable, la roca inconmovible sobre la que puede ser construida la casa, la base sólida que nunca falla. La verdad es la misma realidad divina. Ahora bien: Jesús es el enviado divino, el revelador del mundo celeste, el aproximador de Dios. Su misma existencia terrena está determinada por la finalidad concreta de ser la verdad y testimoniarla. Porque él mismo es la verdad.

La verdad es la autorrevelación de Jesús, en cuanto que ella es la auténtica manifestación de Dios; la apertura salvadora de la realidad divina en Jesús y en sus palabras. Esta verdad divina es vida y creadora de vida. Cuando le es presentada al hombre se le impone ineludiblemente una opción: si opta por la verdad, entra en la atmósfera de la vida; si la rechaza, es que da preferencia a las tinieblas y a la muerte.

Este concepto bíblico-semítico de la verdad se halla como tónica dominante a lo largo y ancho del NT en expresiones como éstas: "habéis aprendido a Cristo..., y en él habéis sido enseñados conforme a la verdad de Jesús" (Ef 4,21); "nada podemos contra la verdad, sino sólo a favor de ella" (2Cor 13,8); "...mediante la manifestación de la verdad nos recomendamos a nosotros mismos a toda conciencia humana delante de Dios" (2Cor 4,2); "¿quién os puso obstáculos para no seguir a la verdad?" (Gal 5,7). Los que enseñan y creen falsas doctrinas "están privados de la verdad" (1 Tim 6,5); "se han desviado de la verdad" (2Tim 2,18); "se oponen a la verdad" (2Tim 3,8; "rechazan la verdad" (Tit 1,14).

2. La verdad liberadora

El concepto bíblico de "verdad" nos proporciona el marco adecuado para comprender estas otras palabras decisivas de Jesús: "Si os mantenéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos, y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres (Jn 8,31-32). La verdad libera, es liberadora. La frecuencia extraordinaria con que se repite esta frase, casi a modo de estribillo, entre nosotros, es un claro indicio de una interpretación incorrecta y tergiversada de la misma. ¿Cuál es, en realidad, la verdad liberadora? Diremos, en primer lugar lo que no es o aquello a lo que no se refiere la frase evangélica:

• No debe ser entendida en un sentido racional-positivo, de simple lealtad y coherencia con los propios principios irrenunciables.

• No es fruto de un conocimiento que descubra la naturaleza íntima del ser humano y actúe en conformidad con él. No es solamente eso.

• No se refleja en la posibilidad que, aunque laboriosamente, pueda lograr el hombre de ser él mismo sin influencias ni presiones del exterior.

• No se refiere a la experiencia y satisfacción íntimas que puede sentir el hombre cuando llega al convencimiento de que camina por el sendero recto, sin desviaciones ni a la derecha ni a la izquierda, con independencia de criterios deformantes que puedan venir del exterior.

• No es la libertad del hombre frente a sí mismo, frente a las tensiones internas que lo desgarran o frente a las presiones externas que lo torturan y esclavizan.

La libertad que, según las palabras de Jesús, viene como consecuencia de la verdad es, fundamentalmente, fruto de la acción íntima de Dios en el hombre; fruto, igualmente, del esfuerzo humano por mantenerse fiel a la palabra; es la nueva realidad que se produce en el hombre en su encuentro con la palabra, con la palabra de Dios creadora de salud y de vida; es el nuevo ser -san Pablo lo llama "nueva criatura"- que se hace realidad en el hombre gracias a la acción del Espíritu; es la misma existencia escatológica, en la que se hacen realidad las esperanzas humanas y los anuncios proféticos, que hablan de ella como de una realización futura.

Nuestra responsabilidad ante dicha verdad, creadora de la verdadera libertad, está en que ella es regalo; pero, al mismo tiempo, es quehacer, el quehacer del cristiano; es don y, al mismo tiempo, tarea; es gracia y, al mismo tiempo, esfuerzo. El regalo no se recibe fuera del quehacer, ni el don sin la tarea, ni la gracia al margen del esfuerzo.

En nuestra confrontación con la verdad descubierta y amada, la libertad es el premio al esfuerzo por mantenerse fieles a la palabra del Revelador; premio diario al esfuerzo cotidiano; satisfacción íntima en el camino oscuro de la fe.

La verdad es la libertad frente a las inconsistentes ofertas salvadoras que le llegan al hombre desde otros "oferentes", que siempre son incapaces de responder satisfactoriamente a las necesidades más profundas del ser humano; es libertad frente a todo lo antidivino que, venga de donde viniere, queda enmarcado dentro de la mentira o pseudós; es libertad frente a todo aquello que -antes y fuera de la óptica de la fe- constituye la base de las esperanzas y aspiraciones humanas; es libertad frente a uno mismo, que le hace capaz de renunciar a la vida -considerada en un nivel puramente humano- por la vida, considerada al nivel de lo que Dios regala.

Esta es la auténtica verdad frente a la que nos sentimos responsables y de la que, a cambio, obtendremos el regalo de la libertad de los hijos de Dios: no esclavizados por aspiraciones o temores; no deslumbrados por el poder o la gloria; no seducidos por apetencias logrables a corto plazo; no doblegados ante dádivas y halagos; no asequibles al desaliento motivado por caminos más brillantes que otros recorren; no desviables del compromiso adquirido ni de la palabra dada. Hablar de verdad liberadora en otro sentido equivaldría a empobrecer este poder creador y redentor de la verdad.

3. La permanencia como condición

El auténtico discipulado cristiano es definido por la permanencia. Es la palabra que aparece obsesivamente cuando se trata de profundizar en la naturaleza del discipulado cristiano (Jn 15). Los discípulos de Jesús deben permanecer en él y él en ellos. Esta permanencia o inmanencia mutuas pretenden expresar la proximidad vinculante entre una persona y otra. En efecto, ¿cómo puede una persona estar, hallarse, vivir o permanecer en otra? Esto únicamente puede lograrse mediante actos estrictamente personales: conocimiento, afecto, intercomunicación, confianza, aceptación, acogida, compromiso... Esta permanencia implica una fidelidad a toda prueba, que supone la disponibilidad total de una persona por la otra hasta la entrega de la propia vida por ella (Jn 15,13; 10,11-13).

Si esta permanencia define la condición o estado del verdadero discípulo, esto significa que él debe mantener frente a los demás la misma actitud de Jesús. Por fidelidad al mandamiento recibido del Padre, Jesús se entregó por los hombres. Como coherencia lógica, por fidelidad al mandamiento recibido de Jesús, su discípulo debe entregarse a los demás. Esta permanencia es vivida en la verdad y exclusión y condenación de la mentira que, fundamentalmente, está en la línea del egoísmo.

Sólo a esta permanencia le ha sido garantizado el conocimiento de la verdad, de la verdad completa, a la que el discípulo llegará gracias a la acción del Espíritu (Jn 16,13). Y el conocimiento de la verdad completa producirá en los creyentes la libertad auténtica.

4. La mentira como contrapunto

El evangelio fue escrito en blanco y negro. Esa es su trágica grandeza. No admite las precisiones, matizaciones ni otra clase de atenuantes que nosotros inventamos para sustraernos a sus exigencias radicales. El contrapunto de la verdad no es la ambigüedad, no son los compromisos pactados, no son las medias tintas ni el nadar escondiendo la ropa, no son las circunlocuciones sibilinas gracias a las cuales no decimos lo que debemos, escondemos nuestro pensamiento, nos quedamos en una zona templada que preserva la comodidad de nuestra postura sin ninguna clase de complicaciones. Para el evangelio, el contrapunto de la verdad es la mentira. Así de claro, al menos en su enunciación.

a) La oposición a la verdad ¿Qué es la mentira? Algo muy fácil de entender, al menos en principio. La mentira es lo contrario a la verdad, su polo opuesto. Si la verdad es la realidad divina abierta, manifestada y comunicada al hombre a través de y en la persona de Jesucristo, la mentira es la voluntad opuesta a Dios. Si la verdad es dicha realidad divina que descubre a la simple criatura la existencia plenamente auténtica y la posibilita su plena realización desde el plano o planes de Dios, la mentira es el intento de independencia absoluta y de autonomía total frente a cualquier tipo de injerencia que proceda de fuera de sí mismo, incluso si se trata de Dios. La mentira es la voluntad humana en su rebelión contra o frente a cualquier clase de subordinación ante el totalmente Otro. La mentira es la misma voluntad humana en cuanto que cae en la tentación primordial de "ser como Dios", es decir, norma de sí misma, rechazando cualquier otra que le venga ofrecida desde fuera de sí misma. Ahora bien, la misma experiencia humana se encarga de descubrir la inconsistencia de semejantes pretensiones. Y, en cuanto inconsistente, esta voluntad humana es mentira, vive de la mentira y, en cuanto mentira, lleva a la muerte.

Estamos hablando de inconsistencia. En ella se encuentra la esencia misma de la mentira. Porque frente a la realidad divina, que es consistente en sí misma y da la verdadera consistencia a las personas y a las cosas, todo lo demás, cuando no se construye sobre este fundamento sólido, es inconsistente, aparente, mentiroso. La misma realidad humana, cuando no se apoya en la única base sólida que es Dios, la única verdad plena, es algo aparente frente a la auténtica realidad divina y, en cuanto tal, no solamente no es nada, sino que lleva a la muerte.

La mentira no es una realidad constante y, por tanto, es insegura. Es falsa. No es la realidad que pretende ser o que se pretende que sea.

De forma paralela a la verdad, la mentira debe también ser entendida como una realidad personal que solicita la opción y decisión del hombre. La verdad y la mentira se contraponen como dos poderes que dominan el mundo. De un lado está la verdad, la luz, la vida; del otro está la mentira, las tinieblas, la muerte. Debemos notar, sin embargo, que dichos poderes no actúan mágica o fatalmente por sí mismos. Ellas constituyen como una atmósfera, un ámbito, un espacio donde se realiza su poder. Y para que éste sea eficaz se hace necesaria la decisión humana de vivir en uno u otro de los mencionados espacios o esferas. Quiere decir esto que el hombre opta o se decide por la verdad o la mentira. Su opción le sitúa o bien en el mundo o esfera de Dios, de lo divino, de la revelación, o bien en el mundo o esfera de lo antidivino, del maligno, de la autosuficiencia humana. Esta es la mentira radical.

b) La mentira como engaño al prójimo. Lo que normalmente llamamos mentira adquiere su maldad o perversidad desde esta opción radical que vicia el comportamiento humano en sus relaciones con el prójimo. Desde aquí, muy probablemente, deban entenderse las declaraciones de Jesús en el sermón del monte (Mt 5,37) cuando, manifestándose en contra de cualquier tipo de justificación del juramento, dice a sus discípulos: sea vuestro lenguaje "sí, sí; no, no". Lo que pasa de eso viene del maligno. se explica. Cuando el mundo está presidido y dominado por la mentira, es necesario poner a Dios por testigo de lo que afirmamos. Pero el cristiano sabe perfectamente que Dios se halla siempre presente. Por tanto, no hace falta llamarlo como testigo. Desde esta perspectiva cristiana, bastan el "sí" o el "no", porque al fin y al cabo equivalen a un juramento por estar pronunciados en la presencia de Dios.

La suficiencia del "sí" o del "no" en orden a la regulación de la vida humana se halla tan valorada por el mismo Jesús, que dedica a quienes proceden de este modo una bienaventuranza, la de los limpios de corazón. En ella se beatifica o se garantiza la dicha para aquellos en los que es norma de conducta la transparencia de la vida; se declara la dicha para aquellos que actúan con caridad y claridad —ambas realidades son inseparables cuando sonauténticas, cuando la caridad es verdadera-; se promete la visión de Dios a aquellos que actúan sin doblez.

La mentira y el falso testimonio, cuando ocurren o son practicados por alguien que se dice cristiano, son lo equivalente a la doble vida: compromiso con la verdad, que es el mundo de Dios, y condescendencia con el mundo antidivino, que es la mentira; son un intento, necesariamente fracasado, de conciliar la luz con las tinieblas; son el esfuerzo estéril de mezclar el agua y el aceite, porque sus densidades diferentes lo contradicen; en el lenguaje popular equivaldría a encender una vela a Dios y otra al diablo. La verdad y la mentira se excluyen como la vida y la muerte, como la luz y las tinieblas, como el calor y el frío, como la esperanza y la desesperación.

Es evidente que, cuando nos manifestamos con este radicalismo, no nos estamos refiriendo a las mentiras menores, a las mentirijillas intrascendentes, personal y profesionalmente, que a nadie perjudican y pueden salvarnos de algún apuro o de situaciones incómodas.

5. La verdad y la veracidad

De la entraña misma de la verdad, en el sentido bíblico que venimos exponiendo, nace la veracidad. Si la verdad es una realidad sólida, firme, estable y leal (recordemos que estamos mencionando uno de los atributos mayores por los que se define Dios en el A.T., Ex 34,6), quien participa de ella, quien se decide por su mundo, aquel que siente la responsabilidad ante ella, debe ser también leal y honesto; debe desterrar de su vida la trapacería y el engaño, el fraude y la doblez, como exigencia elemental de la opción que ha tomado. La verdad debe traducirse en un comportamiento veraz, que responda a la confianza suscitada por el mismo concepto de la verdad.

La vida en la verdad exige la veracidad. Y esto significa ser leales, sinceros, auténticos y honestos consigo mismo, con Dios y con el prójimo. Teniendo como punto de partida que la verdad absoluta solamente lo es y está en Dios. Nosotros únicamente tenemos una participación parcial y aproximativa de la misma. Por eso, considerarnos en la posesión absoluta y única de la verdad equivaldría a la tentación original de "ser como Dios", convirtiéndonos, de forma petulante, en norma única de la verdad, con la consiguiente exclusión y condenación de todos aquellos que no aceptasen "nuestra" verdad. Sería egoísmo puro y absoluto.

La verdad absolutamente considerada es tan inmensa que Dios mismo ha querido "parcelarla" para que nos sea más provechoso su cultivo y más fácil su comprensión. Y el intento de comprensión de la misma ha llevado al descubrimiento de muchas "verdades" en los distintos campos que nos ofrece la vida. Habrá que hablar de la verdad filosófica, teológica, jurídica, sociológica, científica, política, psíquica, técnica, antropológica...

Parcelas todas ellas de la gran verdad, de la que no debieran separarse. Sólo así su cultivo redundaría beneficioso en un ciento por uno. El sentirnos responsables de la verdad implica el serlo también de la veracidad mediante el reconocimiento de las "verdades", más o menos importantes, que las distintas ramas del saber humano nos van descubriendo desde su adecuada y justa competencia. Más aún: deberíamos ser capaces de verlas todas dentro del marco de la gran verdad; desde el ángulo de la múltiple manifestación de la realidad divina en la creación, en la historia y en el hombre; dentro de la interdependencia de unas verdades con otras, sin levantamiento de fronteras injustificadas ni declaraciones peligrosas de independencia absoluta.

Desde esta responsabilidad ante la verdad y ante la consiguiente veracidad debe nacer el respeto a la verdad tal como es percibida, aunque sea erróneamente, por aquellos que piensan de manera distinta a nosotros. La posesión gozosa y agradecida de la verdad debe intentar hacerla atractiva a los demás, nunca debe contribuir a que sea repelente para los otros. Esta posesión gozosa de la verdad no puede permitir la confusión de la sinceridad con la falta de respeto ni autoriza el orgullo ofensivo que llevase a la acusación constante del error o de la equivocación en que otros pueden estar o vivir. Obliga, por el contrario, a una investigación más profunda que, dentro de la natural incomprensibilidad, haga más inteligible y aceptable la verdad poseída; a utilizar un lenguaje comprensible para aquellos que pueden estar dispuestos a escuchar nuestra verdad; a una respuesta humilde y agradecida por la posesión de la verdad liberadora y creadora de vida y esperanza.

6. Incomodidad de la verdad

La filosofía popular ha acuñado varios refranes cuyo contenido es precisamente la incomodidad de la verdad. La verdad es y resulta incómoda. Cada día presenciamos conflictos -públicos o privados, serenos o violentos- provocados por la verdad cristiana. Frecuentemente sus exigencias, derivadas de la ineludible responsabilidad ante la verdad y ante la consiguiente veracidad, chocan con otras mentalidades que no aceptan o rechazan abiertamente estas exigencias y los principios que las justifican.

Quien se siente responsable ante la verdad cristiana no puede aceptar una organización de la vida y de la sociedad como si esta vida presente fuese la última y la única; como si el hombre no tuviese otras dimensiones que las absolutamente controlables por la medida de una verdad puramente humana; como si el ciudadano debiera ser formado para responder únicamente a las exigencias que impone el figurar con un nombre y unos apellidos en el registro civil, sin tener para nada en cuenta la ciudadanía de los hijos de Dios que peregrinan a la casa del Padre.

El cristiano se mueve en la lucha por defender su verdad. Cierto que ésta aparecerá en toda su plenitud más allá del tiempo; pero mientras dura éste, aquel que la ha aceptado como norma suprema de su propia vida debe convertirse en signo vivo de la verdad cristiana y de la oferta divina en el mundo en el que le toca vivir. Es una exigencia inevitable de la responsabilidad frente a la verdad. El asumirla o eludirla es signo claro de la aceptación o del rechazo de dicha responsabilidad. Quien no la acepta con todas las consecuencias que implica pasa necesariamente a la clandestinidad. Se convierte necesariamente en cristiano vergonzante. Es una experiencia frecuente en todos los tiempos y que ya se halla recogida en los evangelios (Jn 12,42). Nos referimos, y se refiere el evangelio, a los creyentes calculadores que no arriesgan nada por su fe; que intentan por todos los medios el hacerla compatible con las ventajas derivadas de ocultarla ante aquellos que pueden perjudicarles a causa de la misma; son aquellos que nadan guardando la ropa. Y si quieren ver a Jesús "van de noche" para no ser descubiertos.

Los que así actúan comienzan encendiendo una vela a Dios y otra al diablo; de puertas adentro son cristianos, y al asomarse al balcón lo disimulan; profesan su fe cuando no existe ningún riesgo al hacerlo -y más aún cuando puede reportarles beneficio- y la ocultan, prescindiendo de sus exigencias, en el momento en que su profesión pública implicaría perjuicios sociales o económicos.

El problema, con ser grave, no suele quedar ahí. Porque los creyentes vergonzantes no tienen futuro. Como no lo tiene la mentira. Ya dice el refranero popular que se pilla primero a un mentiroso que a un cojo. Llega un momento en el que la marcha de los acontecimientos les obliga a pronunciarse claramente, a salir de la clandestinidad. Es entonces cuando se agudiza el problema en forma de dilema: confesión adecuada de la fe cristiana, asumiendo todos los riesgos que esto conlleva, o abandono de una fe que un día les había entusiasmado. Es el paso de laverdad a la mentira. Comienza abiertamente la vida en la mentira renunciando, incluso con añoranzas a veces, a la vida en la verdad que habían descubierto. ->sabiduría; logos; maestro.

BIBL.-G.QUELL - G. KITTEL - R. BULTMANN, Atézeia, en TWzNT, 1933; F. ASENSIO, Misericordia et veritos, Roma, 1949; I. DE LA POTTERIE, De sensu vocis Emeth in Vetere Testamento, VD, 1949. Sugran obra sobre el tema, La vérité dans saint lean 1 y II, en "Analecta Bíblica", 1975; J. GNILKA, Verdad, en "Conceptos Fundamentales de la Teología", Cristiandad (Gnilka desarrolla el aspecto bíblico de la palabra).

 

http://www.mercaba.org/DJN/V/verdad_jesus.htm

How to By-Pass Your Reptilian Brain and Restore Your Creative Power

 
 

Following my last article The Law of Attraction and The Power of Your Mind, the subsequent information intends to further expand into the application of the necessary skill of discernment in order to manifest your desired reality.

To recap: Your mind is a sophisticated broadcasting system. We emit and absorb frequencies according to the frequencies (thoughts and belief systems) that we hold in our mind. In order to reset our innate power of creation, we must get our mind right by consciously applying discernment to every frequency (thought or emotion) that we emit and absorb. In other words, choosing to accept or reject frequencies is the first step in re-setting your broadcast system (your mind). It is how we begin to attune ourselves to source energy, our higher self, our life’s purpose, happiness, love, our true potential, etc.

mindpower

Since the average individual’s mind broadcasts in the ballpark of 70 000 thoughts per day, we would drive ourselves absolutely mad trying to discern (monitor) every one of those thoughts. Especially since the vast majority of those are ingrained in the sub-conscious through belief systems that have deeply conditioned our habitual neuron pathways. The good news is that there is a shortcut to monitoring your thoughts and re-attuning yourself to your true manifestation potential. That shortcut is your emotions: your innate guidance system. This is a basic process that is fundamental to manifestation. Focus on feeling good! When your emotions are signaling that something (a frenquency) doesn’t feel good, apply discernment and re-focus your vibration on anything that feels good (a higher frequency). Listen to the ‘whispers’ (aka frequencies) life is offering to you as Oprah would say….

Ok, now it’s time to elaborate on the implementation of discernment, here it is:

DISCERNMENT requires DETACHMENT.  

Detachment is the state of being OBJECTIVE. In order to discern (or filter if that makes more sense to you) a situation (frequency) that you have manifested into your current reality, you must be able to detach yourself from it before compulsively (reptilian brain response) reacting to it. Being ‘impulsive’ is to react without forethought.

This will be a great challenge at first, I’m not gonna sugar coat it, I’ve found that this can stir up all kinds of change in your life. Because until recently in our history, wech1brain01 had been conditioned to operate and function mainly out of the reptilian brain. We had been operating/ manifesting out of the ‘survival’ mode section of the brain. Once you can understand this concerted mental oppression, you can begin to re-train your mind (free yourself from constant reptilian brain generated reaction) and re-set your innate human gift of creative power.

This will be easier to apply if you can give yourself a minute to comprehend and really soak in the following aspects about the functioning of your brain:

 

 

Humans have 3 independent yet interconnected sections in our brain:

1)  The Reptilian section 2) The Limbic section  & 3) The Neo-cortex section.   Each section has it’s purpose.

The Reptilian section (1) is the instant (no discernment) ‘survival mode’ response section of the brain. It is the oldest in terms of our human evolution, ‘The Old Brain’, The Reptilian Brain.

The Limbic section (2) is the section of the brain that first emerged in Mammals. It generates our feelings and emotions in regard to our current reality.

The Neo-cortex section (3) is the Neo-Mammalian section of the brain, the evolved section of higher order thinking (side note…I wonder if  Keanu Reeve’s character’s name ‘Neo’ in The Matrix movie was derived from the understanding of the neo-cortex section of the human mind?…).  It has infinite abilities.  It is the evolved conscious section of our brain which is most in line with source, with our higher self, our true unlimited potential. It generates creation, manifestation, imagination, awareness, development, logical thinking, objectivity, empathy and most importantly: consciousness. ‘The New Brain’

Each section has its necessary purpose, for now anyway (I foresee the reptilian section going into stand-by mode once we attune ourselves to our manifestation power; The Neo-cortex section of our brain.  In my intuitive opinion, I think every human today has the potential to eventually evolve through conscious effort which will eventually become automatic into a higher functioning brain capacity based in infinite love and respect which will see the evolutionary decline of the reptilian section of the mind).

the-tree-brains1We must learn to by-pass the reptilian brain in order to THRIVE instead of SURVIVE.  The reptilian brain is based in survival mode which elicits impulsive programmed responses (constant reaction to present triggers). Characteristics of the Reptilian brain include dominance (dominate or be dominated), aggression, sex and seeking a mate, rigidity, obsessiveness, compulsiveness, worship, fear, submission and greed.  These are all constricting and limiting frequencies.

 

That means that you must develop the ability to by-pass your reptilian brain frequencies through conscious DETACHMENT from the reptilian brain, by first recognizing it for what it is!   It is simply a shift in perception that must occur within your consciousness.

 

By applying detachment to any situation through delayed reaction; aka objectivity (discernment filter), you can begin to re-create your reality because you YourPerceptionCreatesYourRealityDolallow yourself to properly use your mind to its full manifestation power. You make life happen for you according to your desires, instead of reacting to life happening to you.  You take your power back.

A few things to consider: the vast majority of advertising campaigns, media content and political propaganda these days are targeting the reptilian response section of the brain in the masses, hence creating a de-evolution of a collectively manifested reality. Those who acquiesce to reptilian brain targeted triggers, perpetuate ‘survival’ mode for themselves and lose the innate gift we all hold to create a life of unlimited abundance.

You may find yourself asking ‘why?’  Why is our current reality based in low vibrational reptilian brain frequencies if the knowledge about the amazing creative power of the Limbic and Neo-Cortex sections of the brain is already out there? Well, had you heard about it until now?  Were you taught this basic knowledge from Day 1 of your human experience here on Earth?  Was it part of the imposed curriculum when you were attending school? Do we openly discuss this with our friends and family? Do we talk about this basic concept in mainstream media? No. We’ve been collectively oppressed to operate within the reptilian section of the brain.

Ask yourself about religious stories that depicted the reptilian brain influence and the importance of over-coming it in order to achieve high vibration manifestation (love, abundance, etc.).  Ask yourself about the reptilian statues and symbolism that are ‘proudly’ displayed on our current government buildings. Ask yourself about military conflicts and the reptilian based authority that persuades masses into low frequency acquiescence and perpetuation of such low frequency manifestations. Consider which part of your brain is being triggered when you see an advertisement or a TV Show or a news program. Our current world is controlled by reptilian brain dominated authority. It’s in your face y’all!

SellingTo

Understand that as a human being, you are (well your brain is anyway) a hybrid of reptile, mammal and your true potential: creator. Upgrade your mind frequency and functioning through constant detachment and discernment and you will change your life.

It goes a little something like this.  (*Hypothetical situation*)  You are walking through the mall and a billboard with a sexually attractive model promoting whatever product ‘catches’ (*triggers*) your attention, and it’s on ‘sale!’ You instantly feel distracted, compelled to break stride, walk in and consider purchasing this product. That is how that scenario usually goes…

Now insert discernment into that scenario: You are walking through the mall with purpose, you are feeling good, and *oops* that advertisement catches your eye for a second.  The conscious  individual goes through a mind process something like this: “Ok.  Something within me attracted that low vibration manifestation, I understand that my reptilian brain is being targeted, no thank you, cancel that frequency, replace with high vibrational thought or good feeling emotion, done, continue moving forward.”  It’s a conscious process that will require constant effort at first, but it will become automatic over time once you persistently apply it to the point that you re-program your neuron pathways in a way that utilizes the full potential of your mind.

deception-discernment.title.ds.2

Understand the blessing of contrast that is provided with low vibrational manifestations (thoughts, emotions, circumstances). This contrast is not meant to drag you down into lower vibrational responses (although it will if you don’t understand how to get your mind right), it is meant to assist you through this observed duality you achieved through detachment/discernment, to tune into high vibrational frequencies that are in line with your life’s bliss, your life’s purpose, whatever it is that you are desiring to manifest into your life.  Contrast and duality are tools (red flags) that help keep you in alignment (if perceived properly) and increase the specificity of your emitted vibration, to bring in what you want as quickly as possible.

Your perception needs to be shifted into the (2) and (3) section of the brain.  Nothing is ‘bad’ unless you invite it to continue to be ‘bad’.  Anything that ‘pops’ up into your reality that makes you feel bad (remember your emotions are your compass), they are simply the smack across your face you need to snap back into alignment and emit the frequency of what you want which was provided to you through that experience that you attracted to begin with.

Albert Einstein said: “You cannot solve a problem from the same consciousness that created it.  You must learn to see the world anew.”

- See more at: http://www.collective-evolution.com/2013/06/16/how-to-by-pass-your-reptilian-brain-and-restore-your-creative-power/#sthash.YqSr0ow6.dpuf

 

 

Parents May Pass Memories to Their Kids

LEARNED FEARS CAN CONTINUE THROUGH GENERATIONS: MOUSE STUDY

By Matt Cantor,  Newser Staff

Posted Dec 2, 2013 8:32 AM CST
 

 

La Espalda y las emociones

 

 

Convert Your Music To 432 Hz

- See more at: http://www.collective-evolution.com/2013/12/21/heres-why-you-should-convert-your-music-to-432hz/#sthash.n2LMikyu.dpuf

http://www.collective-evolution.com/2013/12/21/heres-why-you-should-convert-your-music-to-432hz/